Entradas

Es hora de que las tarjetas MicroSD mueran en Android

Sí, la polémica está servida. Los usuarios de las tarjetas microSD ven en estas la mejor forma de almacenar sus datos, pero es hora de ser realista y analizar el mercado actual. La mayoría de móviles de gama alta están eliminando la expansión mediante tarjetas microSD, y tan solo la gama media -si sigues leyendo entenderás el porqué- la mantiene. Si te fijas, por ejemplo, los iPhone nunca han querido apostar por esta tecnología, al igual que los Google Pixel desde su inicio, ¿casualidad?

Hoy, te contamos los motivos por lo que no deberías usar una tarjeta microSD en tu Android, y por qué deberían empezar a desaparecer, al igual que lo han ido haciendo otras tecnologías con el paso del tiempo.

Tarjetas MicroSD, es hora de decirles adiós

Hace unos años, nuestros teléfonos tenían megas de memoria interna, que pronto pasaron a unos pocos gigas. Evidentemente, con 4, 8 o 16 GB de memoria interna, era inviable tener todas nuestras aplicaciones y contenido multimedia en ese espacio. El vídeo Full HD llegó pronto, el 4K no tardó en llegar, y gracias a las mejoras a nivel de hardware las apps empezaron a pesar más y más -que se lo digan a la aplicación de Facebook-.

Esto, hizo que llegara el salto al actual estándar de 32/64 GB de almacenamiento para gamas medias, y 64/128/256 o incluso 512 GB para la gama alta. No contentos con esto, los fabricantes empezaron a impulsar sus propios servicios Cloud. Apple tiene unos buenos precios si queremos ampliar almacenamiento en iCloud, Samsung tiene también su propia Cloud, y Google apuesta fuerte por Google Fotos. Ni que decir tiene que Dropbox, Drive, Mega y demás servicios tienen precios competitivos por poder subir gigas y más gigas a la nube, para poder acceder a ella en cualquier momento.

La mayoría del multimedia almacenado en las microSD son fotografías y vídeos, algo que puedes almacenar de forma gratuita e infinita en Google Fotos. Si quieres calidad ilimitada, la cuota es pequeña desde menos de dos euros al mes por 100GB, mucho más de lo que ofrece una tarjeta microSD al uso, y la comodidad de tenerlo todo en tus dispositivos sin necesidad de andar pasando archivos es mayúscula.

Además, hay otra cara de esta moneda, la pérdida de rendimiento en los teléfonos con tarjetas microSD. Desde Google, nos cuentan lo siguiente.

SD cards from various vendors differ widely in quality and performance. We do want to ensure that our consumers do not see a drastic difference in performance between content stored on internal storage vs external storage.

Como bien dicen, las tarjetas microSD difieren en calidades según modelo y fabricante, y siendo francos, no todo el mundo compra las SD más caras de las clases más altas. Esto, puede derivar en problemas de rendimiento, e incluso aunque la tarjeta microSD sea de calidad, nunca accederás a los datos igual de rápido en un almacenamiento interno vs externo. Esto, se agrava más aún con el estándar UFS 2.0 y 2.1 en la gama alta, memorias extremadamente rápidas, que nada tienen que ver con las tarjetas microSD, por buena que sea la que compres.

La microSD ya es vista como el pasado, el futuro pasa por la nube, y por teléfono con más almacenamiento que un ordenador portátil, de hecho, he probado gamas altas con más memoria interna que el SSD de mi ordenador de trabajo. Si bien siempre es bueno poder elegir, y que cada usuario utilice la opción de almacenamiento que más conveniente crea, las microSD están destinadas a morir en Android, en pro de una mejora en las propias memorias internas de los dispositivos, cada vez más rápidas y eficaces.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Tres claves que los fabricantes deben aprender de Google

Retomamos la tónica de contarte lo mejor de algunas marcas Android, y hoy, por fin, toca turno de Google. Como es evidente, le tenemos un gran aprecio a la gran G, y es que Android es lo que es a día de hoy gracias a ellos. Android P está cerca de llegar, y nuestro sistema operativo está tomando mejor rumbo que nunca.

Hoy, te mostramos las tres claves que los fabricantes deben aprender de Google, y es que con sus Pixel, está marcando el camino a seguir al menos, en algunos aspectos clave.

Las tres claves de Google que deberían aprender los demás fabricantes

Menos es más

Curioso es, cuanto menos, que los que mejor aplican este concepto son los chicos de Apple. Android no necesita 8 GB de RAM, 10 cámaras en la parte trasera ni botones sin sentido. La optimización es lo que más cuenta, y cuantas menos cosas lleve un móvil, mejor funcionará. El Pixel 2 XL, con tan solo 4 GB de RAM, se mueve mejor que muchos móviles con 6 y 8 GB de RAM, amén de que demuestra que las SD no son necesarias -además de que merman el rendimiento de los teléfonos, regalando almacenamiento gratuito en Google Fotos, para que puedas subir gigas y más gigas de fotos, vídeos, memes, GIFs y demás multimedia.

También demuestra que con una sola cámara se pueden hacer mejores fotografías que con dos y tres, ya que no hay nada más importante que el trabajo de la fotografía computacional y la inteligencia artificial a día de hoy, a la hora de ofrecer buenos resultados.

Un móvil actualizado es un seguro de vida

Los Google Pixel son los únicos Android que actualizan a 3 big updates. Es decir, el Pixel 2 XL salió con Android Oreo, actualmente tiene la beta de Android P, recibirá Android 10, y morirá con Android 11. Fabricantes como OnePlus, Xiaomi, Huawei o Samsung, a duras penas actualizarán a Android 10, y ni qué decir tiene lo que pasará con la versión 11.

Son muchos los usuarios que quieren móviles que duren años y años, siendo los Pixel la mejor alternativa en este aspecto, si no quieres estar instalando Custom ROMs para estar actualizado.

El rendimiento no depende solo de Android “Puro”

Si algo me ha demostrado el Google Pixel 2 XL, es que Android necesita tener una latencia similar a la del iPhone para ser extremadamente smooth. El equipo de desarrollo de Google ha estado trabajando durante años en esta latencia -tiempo que pasa entre que tocas la pantalla y esta responde-, logrando resultados brutales.


Actualmente, hay muchos teléfonos con ROMs limpias, por lo que la ecuación que despeja el usuario medio es la siguiente: mi móvil tiene Android Puro + mucha RAM + buen procesador, debe funcionar mejor que un Pixel. Error. La clave del Pixel, de nuevo, es funcionar mejor con menos, y es que la optimización de la ROM de Google, como es lógico, es superior a la del resto de fabricantes, por algo son los encargados del desarrollo actual de nuestro sistema operativo.


En definitiva, los fabricantes deben aprender que Android no necesita un hardware brutal para tener el mejor teléfono del mundo. Google es conservadora, no intenta poner más marketing del necesario en sus productos y demuestra, en silencio, que tienen unos de los teléfonos con mejor funcionamiento del mundo.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Huawei P20 Pro: la prueba de que el móvil perfecto podría existir en un futuro

Siempre se dice de los smartphones, que ninguno es perfecto, algo con lo que no estoy del todo de acuerdo. La perfección se define como aquello que tiene todas las cualidades requeridas o deseables, o como aquello que es muy adecuado para un determinado fin. El problema viene cuando confundimos perfecto con inmejorable, ya que nadie dijo que lo perfecto no pudiese mejorar, para ser, aún más perfecto.

Es por ello, que para muchos usuarios será perfecto un móvil de 200 euros, para otros uno de 500, y para otros uno de 1.000. Siempre que un móvil se adecue a ti al 100%, este será perfecto para ti. Sin embargo, sin ponernos tan exquisitos, y entendiendo la perfección como algo prácticamente sin fallos ni puntos débiles, hoy, quiero hablar de cómo el Huawei P20 Pro pudo haber sido el smartphone perfecto. Es cierto que el resto de los fabricantes lo han hecho bastante bien este año, pero en concreto, este modelo, es la base más sólida -en mi opinión- para trabajar en un futuro.

El Huawei P20 Pro pudo haber sido el smartphone perfecto

El Huawei P20 Pro es, para mi gusto, el móvil más equilibrado de 2018. No está libre de fallos, pero para el grueso de los usuarios medios Android, es una opción cuasi perfecta. Pero, ¿en qué falla el P20 Pro? ¿Por qué no es un móvil perfecto? Este móvil pudo haber sido un 10/10, y gracias a esto los fabricantes deberían tomar nota sobre el camino a seguir, ya que Huawei lo ha marcado.

Para que el P20 Pro fuese perfecto, hubiese sido necesario que su nacimiento no viniese de la mano de EMUI. Esta ROM, aunque pueda tener sus fanáticos, en comparación a OxygenOS, Android One o la Pixel ROM, es bastante lenta. Además, a nivel estético dista bastante de las líneas marcadas por el Material Design de Google, teniendo un aspecto bastante chinesco e inspirado en iOS.

Por otro lado, está el procesador Kirin. Si bien el 970 es toda una máquina, no hay duda de que la optimización del 845 es mayor. De hecho, a pesar de tener 4000mAh, la batería del Huawei P20 Pro dura prácticamente como la de un S9, un móvil con 500mAh menos en su batería. Esto, muestra que los Kirin son bastante tragones, y que esos 4000mAh estarían mejor aprovechados con un Snapdragon de Qualcomm.

Estos dos puntos influyen directamente en el siguiente, las actualizaciones. Tener un procesador propio y una ROM tan pesada harán que el Huawei P20 Pro no pueda actualizar al ritmo del Pixel, móvil que representa la perfección y el ser inmejorable en terreno de updates. Imagina pues, un P20 Pro con un Snapdragon 845 y la ROM del Google Pixel. Pensarás pues, desacertadamente, que perderías todas las bondades de la cámara al prescindir de la NPU, pero ni mucho menos.

La NPU viene haciendo prácticamente el mismo trabajo que el chip Intel dedicado de los Pixel, el Visual Core. De hecho, incluso los Samsung Galaxy S9 tienen RAM dedicada para el procesamiento de imagen, y es que la gama alta ha entendido que la combinación de software y hardware es espectacular. Con un 845 y un chip dedicado a la imagen, Huawei podría seguir analizando escenas, estabilizando imágenes, y creando fotografías nocturnas de larga exposición.

La perfección es posible, y Huawei lo ha demostrado

Gracias a Huawei, sabemos que la perfección en Android puede alcanzarse. Móviles con excelente pantalla, cámara, batería, procesador, rendimiento, software y actualizaciones podrían llegar, siempre y cuando los fabricantes no descuiden ninguno de estos aspectos, y les den la misma importancia a todos ellos.

Mientras este móvil perfecto se gesta, y acaba saliendo al mercado -estamos seguros de que algún día veremos algo así-, el Huawei P20 Pro es el que más se acerca a este concepto a día de hoy, y su bajada de precio en Amazon lo convierte en una alternativa ganadora.

Huawei P20 Pro 690,00 € COMPRAR
PVP 899,99 €

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Este es el único smartphone Android por el que cambiaría mi Google Pixel 2 XL

Tanto como si has leído algo mío como si no, debes saber que soy un férreo defensor de que, en pleno 2018, el Google Pixel 2 XL sigue siendo el mejor móvil del mercado. La cámara de fotos -sobre todo la frontal- y el software son algo que ni un solo Android son capaces de ofrecer al nivel del Pixel, y aunque haya alternativas con mejor pantalla y diseño, para mi opinión y gusto personal, no hay nada más importante que un móvil sin latencia, actualizado durante tres años, y con una cámara sin apenas puntos débiles.

Son muchos los que me han preguntado acerca de qué móvil compraría si me prohibiesen usar el Pixel 2 XL. Por suerte, hay un candidato ideal, el que para mi es, el mejor teléfono que se ha lanzado en 2018. Pero antes de entrar en faena, voy a contarte los motivos por los que descarto a todos los demás móviles de gama alta. Recuerda que esto es pura opinión personal, basada en que los pilares básicos que busco en un móvil son el software y la cámara, a pesar de que pueda haber alternativas más completas, eso sí, que sacrifiquen alguno de estos aspectos.

Por qué móviles no cambiaría mi Pixel 2 XL

Samsung Galaxy S9

El Samsung Galaxy S9 es uno de los mejores móviles que se pueden comprar en 2018. Una auténtica preciosidad, sin notch y sin oler a Apple -salvo por ese extraño intento de animojis-. Sin embargo, en mi opinión, el Samsung Galaxy S9 tiene dos problemas. El primero, es su software, Touchwiz, y es que aunque la mona se vista de seda…

Sí, Samsung Experience ha mejorado muchísimo desde sus inicios, sin embargo, no es para mi. El ritmo de actualizaciones y la propia capa en sí son incompatibles conmigo, por lo que no podría tener este teléfono. Por otro lado, su cámara de fotos no tiene un modo retrato destacable. Soy fotógrafo, miro los detalles con lupa, y no me convence.

Sin embargo, aunque para mi no sea el móvil idóneo, recomiendo la compra del Samsung Galaxy S9 encarecidamente, y más teniendo en cuenta que se encuentra en Amazon a un precio de derribo. Por 100 euros más de lo que cuesta un Mi Mix 2S o un OnePlus 6 te llevas un terminal con mejor cámara y pantalla que sus dos rivales directos, algo muy a valorar.

Samsung Galaxy S9 606,50 € COMPRAR
PVP 849 €

Huawei P20 Pro

El Huawei P20 Pro es una joya, una auténtica joya. Una cámara espectacular -aunque con unos selfies lavados y un modo retrato por debajo del Pixel-, una inmensa batería de 4000mAh, carga super rápida, una NPU, diseño espectacular… En definitiva, es prácticamente el teléfono perfecto, salvando un pequeño gran detalle.

Sí, EMUI. Actualmente, EMUI sigue siendo una de las ROMs que más exigen un lavado de cara urgente, y es que la gestión de permisos de apps, rendimiento y actualizaciones -véase el Huawei P9, que se acaba de quedar sin Android Oreo-, no son su punto fuerte. De nuevo, para mi uso personal, no sería un móvil válido, aunque he de reconocer que lo he recomendado hasta la saciedad, ya que es probablemente uno de los móviles más equilibrados del mercado actualmente.

Huawei P20 Pro 690,00 € COMPRAR
PVP 899 €

Gama alta china

A pesar de que el OnePlus 6 y el Xiaomi Mi Mix 2S son excelentes alternativas, no todo es potencia bruta. Tras haberlos probado, puedo afirmar que las cámaras siguen sin estar al nivel del Pixel, aparte del soporte, algo imprescindible para mi. Ambos móviles cuentan con la Android Developer Preview 2, pero a la hora de la verdad, el Mi Mix 2S volverá a su ROM de MIUI, y el OnePlus 6 a OxygenOS, con su latencia desmesurada para los enfermos del scroll suave, como yo.

No obstante, para el 99% del público, no tiene sentido gastar más de 500 euros en un tope de gama, teniendo estos dos grandes móviles disponibles. En relación calidad-precio, no hay móviles como los de Xiaomi o OnePlus, así que si buscas un tope de gama barato, estas son tus mejores alternativas.

OnePlus 6 515,00 € COMPRAR
PVP 519 €

El Android que me compraría

Teniendo en cuenta que el G7 no da la talla en batería ni cámara, y que el diseño de los nuevos Sony tampoco es de mi preferencia -aunque para algunos pueda resultar bien agradable estéticamente-, solo queda un lugar donde mirar, y ese es HTC. Por primera vez en muchos años, HTC ha vuelto a crear un producto de calidad, completo en todos los sentidos y con un diseño, en mi opinión, espectacular. Desde el mítico HTC One M7 no había visto sorprender a la firma taiwanesa, pero este año, lo han conseguido.

Especificaciones HTC U12+
Dimensiones 156,6 x 73,9 x 8,7 milímetros . 188 gramos de peso
Pantalla 6 pulgadas Super LCD6 con cristal Gorilla Glass, HDR 10, DCI-P3 y sRGB
Densidad de píxeles Quad HD+ (2.880 x 1.440 píxeles) 537 ppi y 18:9
Procesador Qualcomm Snapdragon 845. 10 nm y 8 núcleos a 2,8 GHz. GPU Adreno 630
RAM 6 GB
Sistema operativo Android 8 Oreo con HTC Sense
Almacenamiento 64 o 128 GB ampliables por microSD
Cámaras Trasera dual de 12 MP UltraPixel 4 f/1.75 + 16 MP tele f/2.6 con PDAF y Laser AF, OIS, Dual LED, AR Stickers. Frontal dual de 8 megapíxeles f/2.0
Vídeo Hasta 4K@60fps o 1080p@240 fps con la cámara trasera. Hasta 1080p@30fps con la cámara frontal
Batería 3.500 mAh con carga rápida QC 3.0
Otros Lector de huellas trasero, resistencia al agua y al polvo IP68, desbloqueo facial, Edge Sense 2, botones sensibles a la presión, modo a una mano, HTC Boomsound Hi-Fi, auriculares HTC USonic, NFC, USB 3.1 Tipo C, nano SIM
Colores Ceramic Black (negro), Flame Red (rojo) y Perspective Blue (azul traslúcido)
Bandas 3G UMTS
AWS/850/900/1900/2100 MHZ
HSDPA 42, HSUPA 5.76

4G LTE FDD: 1, 2, 3, 4, 5, 7, 8, 12, 13, 17, 20,
28, 32, 66
TDD: 38, 39, 40, 41
Soporte para Gigabit LTE Cat 18 y 4×4 MIMO VoLTE y WiFi calling
Conectividad Bluetooth 5.0, NFC, GPS, AGPS, GLONASS, Galileo, HTC Connect, DisplayPort por USB Tipo C, Wi-Fi a/b/g/n/ac con MU-MIMO

Un tope de gama con todas las de la ley, y con dos aspectos cruciales para mi, como dije al principio del artículo: cámara y software. La cámara del HTC U12+ es espectacular, al margen de lo que pueda puntuar DxOMark, o de las pocas comparativas realizadas debidas a la actual impopularidad de HTC, puedo asegurarte -en base a mi experiencia- que en condiciones buenas y malas, los resultados son iguales o superiores a los del Pixel. Es de los pocos móviles que no sobreexpone tanto como sus rivales, con un apartado nocturno espectacular -sí, el P20 Pro es increíble de noche, pero de día no me convence-, y con un modo retrato bastante aceptable.

A esto hay que sumarle el otro punto positivo, la capa de personalización de HTC, que es de las mejores del mundo. Sense lleva, desde sus inicios sorprendiendo por su fluidez y estabilidad, a pesar de que las actualizaciones no son de las más rápidas. Sin embargo, la nostalgia que siempre evoca tener un HTC, sumado a la cámara, batería, diseño y ROM, hacen que este teléfono sea el sustituto perfecto para mi Pixel 2 XL.

Y para ti, ¿cuál es el gama alta perfecto?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

El motivo por el que Oppo no va a tener buenas ventas con el Find X

Ayer mismo, se presentaba ante el mundo el Oppo Find X, uno de los topes de gama más innovadores que hemos visto en la historia de Android. No, el notch no es necesario, siempre y cuando estés dispuesto a tener un diseño más conservador -véanse los Samsung Galaxy- o a arriesgar por un diseño totalmente rompedor, con ciertos elementos mecánicos que solucionen el problema de no tener disponible la cámara en la ubicación tradicional.

Sin embargo, ha pasado lo que muchos nos temíamos. La innovación tiene un precio, y en este caso los chicos de Oppo -en mi humilde opinión-, han pecado de ambiciosos con el Oppo Find X, pidiendo una cifra que nadie va a pagar por un móvil cargado de incertidumbres. Hoy, te hablo de mi punto de vista personal sobre las ventas -o más bien, no ventas-, que va a tener el Oppo Find X en nuestro país, debido a una serie de motivos lógicos no demasiado difíciles de intuir.

No, el Oppo Find X no es una buena compra

Estamos de acuerdo en que el I+D y la tecnología empleada en el Find X es notablemente superior a la de otros fabricantes Android. Apple, simplemente ha desarrollado un sensor 3D, y como no tenía donde ponerlo, ideó la famosa ceja. El resto de fabricantes simplemente están copiando este concepto, incluso en los casos en los que no es necesario utilizar el notch, ya que no hay “Face ID”. Oppo ha querido arriesgar con un concepto innovador, que deja claro que hay alternativas posibles al notch, aunque quizás no sean tan buenas como podemos pensar. No obstante, desde aquí me quito el sombrero, y es que Oppo ha innovado más en un año, que Samsung, Huawei, Apple y Google en toda su historia, por lo menos a nivel de diseño.

El Oppo Find X ha innovado más en un solo año que Huawei, Samsung, Apple y Google, aunque con un precio a pagar.

Si echamos un primer vistazo al Find X, quedamos sencillamente maravillados por su diseño, así como por el mecanismo de la cámara, que funciona más rápido y fluido de lo que podríamos haber pensado. Sin embargo, un componente mecánico de este tipo no crea más que incertidumbre, y más teniendo en cuenta el precio que Oppo pide por el Find X. La incertidumbre fue uno de los motivos por el que fracasó el Essential Phone -¿quién compraría un móvil cuya marca tiene un futuro dudoso?-, en este caso, la pregunta es algo similar, con la cuestión de quién compraría un teléfono con un componente mecánico que puede romperse en cualquier momento.

Oppo Find X
Pantalla 6,4 pulgadas a resolución Full HD+ con un aprovechamiento del frontal del 92,25%
Procesador Qualcomm Snapdragon 845
RAM 8 GB
Sistema operativo Android 8.1 Oreo con Color OS
Almacenamiento 256 GB
Cámaras Cámara frontal de 25 megapíxeles con reconocimiento facial en 3D, doble cámara trasera de 16 megapíxeles y 20 megapíxeles
Batería 3,730 mAh con carga rápida Oppo VOOC
Otros Dual SIM, versión global
Precio de salida 999 euros

Las especificaciones del Oppo Find X son bastante buenas, pero a falta de pruebas dudamos que su cámara sea mejor que la de un Huawei P20 Pro, iPhone X o Google Pixel 2 XL, básicamente porque monta una configuración demasiado similar a la del OnePlus 6. Por más tope de gama que sea un teléfono, si no eres Samsung o Apple, con una legión de fans incondicionales que pagarán lo que haga falta simplemente por tener un producto de esas dos marcas, no puedes pedir mil euros por un teléfono, menos aún, teniendo una procedencia china -ya sabemos los prejuicios que hay en España hacia estas marcas-, y dejando incógnitas sobre si tu móvil es duradero o no.

¿Qué pasa cuando la cámara recibe un golpe? ¿Y si se moja? ¿Puedes llevar funda en el teléfono? ¿Cuánto durará el mecanismo sin romperse? Algunas preguntas tendrán respuesta a corto plazo, pero nadie te garantiza que no se te rompa el mecanismo de la cámara si le das un uso intenso, ya que absolutamente toda pieza mecánica tiene un obvio desgaste, y si a los dos años acabas rompiéndola, la garantía no te cubriría un arreglo tan importante.

El mejor concepto que hemos visto, junto al peor precio

Honestamente, y bajo mi punto de vista, por más tecnología que tenga este Oppo Find X, necesitaría un precio de unos 500 euros para ser una alternativa viable. No deja de ser un tope de gama más, con un aspecto todo pantalla gracias a un elemento mecánico cuya duración no conocemos, ¿por qué iba a ser mejor compra que un OnePlus 6 o un Mi 8, que cuestan la mitad? Oppo ha querido entrar por la puerta grande, pero la barrera de los mil euros se le va a quedar grande. Sí, puede ser un razonamiento atrevido, pero ya predijimos el fracaso del Essential Phone, y este caso no va a ser distinto.

Recordemos que Oppo y OnePlus son firmas “hermanas”. En ningún momento Oppo se ha relacionado con el lujo o un símbolo de poder, como a nivel social puedan serlo los Galaxy o iPhone de gama alta. Presentar una alternativa desde China a casi 1.000 euros es algo demasiado arriesgado.

Cuando pides un precio desmesurado, o bien aportas valor como marca, o no vas a tener ventas, por más que tu producto sea innovador. Oppo no tiene nombre alguno en España, y los pocos que conocemos la firma sabemos que es la firma padre de OnePlus, por lo que tampoco se nos viene a la cabeza, precisamente, la idea de excelencia.

El Oppo Find X queda así como un concepto innovador, uno de los móviles más bonitos que hemos visto en la historia de Android, y una pequeña puerta de futuro hacia los móviles sin notch. Sin embargo, deja demasiadas incógnitas al descubierto sobre su componente mecánico, y a nadie le gusta arriesgar 999 euros en un terminal que no te deja claro su correcto funcionamiento a largo plazo.

Y tú, ¿qué opinas del Oppo Find X?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Vivo NEX y la cámara extraíble, ¿de verdad es esta la solución al notch?

Si por algo ha estado marcada esta semana ha sido por el lanzamiento del Vivo NEX. Llevamos tiempo especulando sobre cómo sería este terminal, y lo cierto es que la presentación nos dejó con la boca abierta. El NEX de Vivo parece un smartphone del futuro, con un frontal dominado por un tremebundo 91% de pantalla, cuyo marco más grueso, el inferior, apenas roza los cinco milimetros. ¿Lo mejor? No hay notch. La empresa ha solucionado la muesca añadiendo una cámara extraíble en la parte superior que se despliega a placer, y eso, que nos podría parecer la panacea, en realidad no lo es tanto.

Muchas personas no han dudado en afirmar en redes sociales y en los comentarios de los artículos que “esto sí es innovación”, que “esta es la solución al notch” y que “Vivo lo ha conseguido”. Yo, a título personal, siento decir que no estoy para nada de acuerdo. La cámara extraíble del Vivo NEX es un parche temporal que soluciona un problema temporal, pero que, desgraciadamente, tiene más inconvenientes que ventajas.

La cámara extraíble no es la solución

El motivo más evidente por el que la cámara extraíble no es la solución es, en mi opinión, la durabilidad y la resistencia. Por un lado, tenemos el aspecto mecánico, y es que estamos hablando de un componente que debe salir y entrar del terminal a través de un mecanismo potenciado por un motor. El problema de estos sistemas es que se desgastan con el paso del tiempo. Puede que durante los primeros meses no haya ningún problema, pero párate a pensar una cosa: ¿cuántas veces abres y cierras la cámara interna del móvil al cabo del día?

Pongamos que eres aficionado a Instagram y a mandar selfies por WhatsApp y redes sociales. Si despliegas la cámara 10 veces al día significa que el motor, el mecanismo del Vivo NEX, debe subir y bajar la lente 3.650 veces al año, y habrá que ver cómo un sistema de tan pequeño tamaño soporta este uso intensivo. Al cabo del tiempo, de una forma u otra, acabará desgastándose y dejará de funcionar como el primer día, y tocará cambiarlo, renovar el equipo o quedarse sin cámara trasera.

Otro aspecto es la resistencia de la cámara extraíble, y aquí digo algo que ya he dicho en otras ocasiones: un objeto pequeño que sobresale de uno más grande es carne de cañón para golpes. No me quiero imaginar lo que tiene que ser ver cómo sale volando la cámara porque, mientras te echabas un selfie con tus amigos, alguien le ha dado un mal golpe sin querer y se la ha cargado. Otra opción es que se abra en el bolsillo y se raye la lente o se rompa al hacer un movimiento brusco. Por no hablar de que, al desplegarse la cámara, puede entrarle agua y polvo, y ya sabes qué pasa cuando le entra agua a un aparato electrónico o se acumula suciedad en su interior.

Ricardo Aguilar, compañero de Andro4all, hace un apunte interesante, afirmando que “además del desgaste y la fragilidad que tendrá el componente mecánico, el llamativo de un selfie está en poder sacarlo al momento, de forma rápida y cómoda. Una cámara extraíble acaba directamente con esos pilares básicos”. Coincide así con Damián García, editor de esta web, que afirma que “la cámara frontal es un elemento al que el mercado ha intentando buscarle sentido desde siempre y que su uso es más instantáneo que ninguna otra cosa, por lo que ocultarla no es una opción demasiado buena”.

Jacinto Araque, otro compañero al que también conocerás, incide en que “la cámara extraíble está llamada a ser la solución más frágil e incómoda para reducir los marcos del frontal” y en que “la experiencia nos dice que, en la tecnología móvil, lo sencillo siempre prima sobre lo complicado, y, hasta ahora, no hay mejor solución que el notch”. Hablando de sencillez, Adrián Fariñas, coordinador editorial de Andro4all, es claro y conciso en sus declaraciones: “A mí me sobran todas las cámaras del móvil”.

Christian Collado, por su parte, se muestra más positivo y sentencia que “me parece buena solución temporal hasta que la cámara pueda estar bajo la pantalla”. Hablando de la resistencia, Christian cita a Vivo, que dice que “el motor puede empujar hasta 500 gramos, y soporta una fuerza de empuje de hasta 45 kg, además se despliega en menos de 1 segundo”. Finalmente, trae a colación un aspecto interesante, y es que “en cuanto a la fragilidad no creo que sea muy inferior al cristal de la pantalla que cubre la cámara para selfies en cualquier móvil, y supongo que será más barato cambiar un solo componente que el cristal entero de la pantalla si se rompe”.

Como puedes comprobar, las opiniones están realmente polarizadas, lo que demuestra que nunca llueve a gusto de todos. Sea como sea, la mayoría de editores coincidimos en que es un sistema frágil que sí, funciona, pero no es viable a largo plazo. ¿Es mejor que el notch? Es algo que, en última instancia, debe decidir la persona que vaya a gastarse los 500-600 euros que cuesta el terminal. Y tú, ¿qué opinas?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Cómo Google está intentando decirte en qué marcas de móviles puedes confiar

Aunque intentemos culpar tanto a las marcas como a la propia Google, una parte de la culpa de la fragmentación que persigue a la plataforma Android desde sus inicios la tenemos nosotros, los usuarios. Más aún hoy en día, cuando cada vez es más sencillo encontrar smartphones que ofrecen una grata experiencia de usuario gracias a su software, y que Google se está esforzando al máximo por facilitar las cosas a los fabricantes.

Y es que a pesar de permanecer en el punto de mira de las críticas en contra de la fragmentación, Google está intentando aportar soluciones como Project Treble, Android One o la selección de smartphones recomendados para empresas. Y digo más: de algún modo –muy sutil, eso sí–, Google incluso te está diciendo en qué marcas puedes confiar a la hora de comprar tu próximo teléfono a través de estas iniciativas.

Android One, el primer gran paso en contra de la fragmentación

La plataforma Android One de hoy en día se parece muy poco a lo que Google daba comienzo en 2014. Todo comenzó como una manera de acercar los smartphones a países en vías de desarrollo, ofreciendo una experiencia limpia y ligera. Actualmente, en cambio, Android One es la mejor alternativa a los ya desaparecidos teléfonos Nexus, pues el programa está formado por teléfonos tanto de gama alta como de gama media, que ofrecen la mejor experiencia de usuario posible gracias a un software que se mantiene dentro de las directrices de Google.

Por tanto, cualquier usuario que decida comprar un teléfono Android One sabrá que la compañía encargada de fabricarlo se ha comprometido a ofrecer las últimas novedades a tiempo, actualizaciones frecuentes y continuadas durante un mínimo de dos años, y mejoras de seguridad con una frecuencia mensual. O en otras palabras: todo aquel fabricante con un smartphone Android One reciente —como BQ, Xiaomi, HTC y Nokia, entre otras–, demuestra tener la intención de cambiar las cosas y hacer de Android un lugar mejor.

Android P y Project Treble, el punto de inflexión

Pero quizá el más evidente sea el caso de Android P. Tras la llegada de la segunda versión previa para desarrolladores, Dave Burke, vicepresidente de desarrollo de Android, anunciaba orgulloso en el escenario del Google I/O que hasta once dispositivos distintos serían compatibles con la beta de Android P, todos ellos de marcas diferentes. Así se anunciaba posteriormente en el blog oficial de la compañía:

Android P Beta está disponible hoy en Google Pixel. Y gracias al trabajo en Project Treble, un esfuerzo que presentamos el año pasado para hacer que las actualizaciones del sistema sean más fáciles para los fabricantes, varios de nuestros socios ponen Android P Beta disponible hoy en sus propios dispositivos, incluyendo Sony Xperia XZ2, Xiaomi Mi MIX 2S, Nokia 7 Plus, Oppo R15 Pro, Vivo X21, OnePlus 6 y Essential PH-1.

Es innegable que este es uno de los avances más importantes de la historia de Android en contra de la fragmentación. Al fin y al cabo, por primera vez en los diez años de vida del sistema operativo, cualquier persona puede comprar un teléfono no-Google y probar la última versión de Android. Y todo gracias a que firmas como Xiaomi, Oppo o Vivo –entre las líderes a nivel mundial en cuanto a venta de smartphones–, han decidido dejar su orgullo a un lado y abandonar por un momento la capa personalizada cargada de aplicaciones y servicios con los que obtener beneficios, y centrarse en ofrecer la mejor experiencia de usuario posible a la vez que se mejora la imagen de la marca Android. Mientras tanto, otras se niegan a colaborar, y prefieren seguir aprovechándose de su fama mientras no solo no aportan nada, sino que llegan a perjudicar el universo del androide verde a base de actualizaciones tardías o dispositivos abandonados que empeoran la imagen de la plataforma.

Móviles recomendados para empresas, fiabilidad para quien más lo necesita

Pero hay más, por supuesto. Google tiene toda una lista de 37 smartphones analizados y verificados dentro de su programa Android Enterprise Recommended, que recoge aquellos terminales de fabricantes cuya fiablidad está comprobada, y por tanto pueden ser utilizados por empresas y profesionales –y por cualquier otro usuario que así lo desee– sin temor a ser abandonados y por ende pasar a ser inseguros, algo que la mayoría de empresas no pueden permitirse. A día de hoy, nueve marcas cumplen todos los requisitos de esta iniciativa, por lo que no hay precisamente pocos terminales entre los que elegir si se quiere disfrutar de una experiencia equiparable a la que Google ofrece a los usuarios de sus propios dispositivos.

Lógicamente, no podemos garantizar que las marcas que hoy están trabajando codo con codo junto a Google no vayan a cambiar de idea de aquí a corto plazo. Puede que algún modelo con Android One de los mencionados vaya a dejar de recibir actualizaciones –aunque no debería según las reglas impuestas en la iniciativa–, o que los fabricantes que han decidido ofrecer Android P Beta a sus últimos dispositivos dejen de hacerlo en los años posteriores. Pero hoy por hoy, al menos sabemos cuáles son las firmas que están más implicadas en el desarrollo de Android, y por tanto en las que puedes confiar a la hora de elegir tu próximo smartphone.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Tres claves que los fabricantes Android tendrían que aprender de Sony

Es cierto que la división móvil de Sony no pasa por su mejor momento, sin embargo, no debemos olvidar la trayectoria histórica de esta firma, ya que los Sony Xperia fueron de los primeros Android en llegar al mercado, y la importancia de la japonesa sigue siendo mayúscula a nivel de hardware, en pleno 2018.

Si bien los terminales de Sony pueden tener alguna que otra tara a la hora de competir de tú a tú con sus rivales directos -diseño, cámara, batería…- hay tres claves que el resto de fabricantes debería aprender de la firma. ¿Quieres saber cuáles son?

Lo que los fabricantes deberían aprender de Sony

Soporte y actualizaciones

Al menos, en la gama alta, el soporte de actualizaciones de Sony es excelente. Hace unas horas te comentábamos que la Android P Developer Preview 3 ya estaba disponible para el Sony Xperia ZX2, algo que muy pocos dispositivos tienen disponible, y es que por desgracia, Android 8.0 apenas ha llegado al 6% de los usuarios Android.

El año pasado, Sony fue la primera firma en actualizar a Oreo después de los Pixel, mientras que otras marcas con niveles de venta mucho mayores, tardaron hasta 7 u 8 meses en actualizar a Android 8.0.

Una ROM limpia y con añadidos útiles

Si bien no me declaro fanático de la ROM de Sony, he de admitir que es de las más limpias y funcionales de Android. Las mejoras de Sony pasan por añadidos que proporcionan una experiencia de audio y visualización de la pantalla bastante buenas, para potenciar esos paneles IPS en lo que pertenecen inamobibles.

A nivel de diseño, si bien la modificación es más pesada de lo que nos gustaría, sigue siendo de las ROMs que más se acercan a AOSP, algo bastante bueno, a nuestro parecer.

Tener personalidad, para bien o para mal

Nos guste más o nos guste menos, el diseño de Sony es de los pocos con personalidad propia en Android, junto a Samsung, Google y pocos más. El resto de terminales son una copia del iPhone actualmente, clones de clones en búsqueda de las ventas fáciles y rápidas. Es cierto que Sony no brilla en ventas, pero tiene claro que sus móviles han de tener personalidad, y que las tendencias del mercado deben ser seguidas solo hasta cierto punto. Esto no quiere decir que los fabricantes deben copiar el diseño de Sony -no lo hagan, por favor-, simplemente, nos gustaría ver a las firmas con sus diseños propios, en vez de estar pendiente de los movimientos que hace Apple cada vez que lanza algo nuevo.

Como verás, hay varios puntos en los que los fabricantes podrían fijarse de Sony, firma que, curiosamente, hace cosas como actualizar o respetar ciertos patrones de AOSP mejor que muchas marcas con millones de ventas en las espaldas.

Artículos relacionados

Encuéntralos al mejor precio en las mejores tiendas.

Sony Xperia Z5 300,00 € COMPRAR
PVP 600 €

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

¿Dejarías de comprar un teléfono porque lleve notch?

Nos guste o no, el notch es una parte activa en la tecnología actual, y es que los fabricantes han querido sumarse a esta moda, odiada por muchos y amada por pocos. Sin embargo, la exposición continuada a un estímulo hace que este deje de cobrar tanta importancia, o hablando en plata, de tanto ver el notch, estás empezando a ni siquiera notar que está ahí.

Sin embargo, son muchos -entre los que me incluyo-, los que se niegan en rotundo a aceptar esta “ceja” en sus vidas, ya que resta más espacio del que podemos pensar, y a nivel estético, a varios usuarios nos resulta realmente desagradable. ¿Dejarías de comprar un teléfono por tener notch? ¡Debatamos!

Notch, ¿un motivo para no comprar un teléfono?

No tenemos más que hacer una búsqueda en Twitter, leer a nuestros compañeros de The Verge, o echar un ojo a las duras declaraciones de fossbytes, “los notches en Android son completamente estúpidos, y siento pena por ellos”. El notch nace como una medida de Apple para incorporar el Face ID en un móvil sin apenas marcos. El problema, es que en Android tenemos todo un mundo de móviles con notch por pura moda, que ni siquiera tienen sensores de reconocimiento facial más allá de la cámara.

Es cierto que Essential fue la primera firma en incorporar un pequeño notch para encajar la cámara frontal en el diseño del terminal. Sin embargo, la forma alargada y la popularización de este elemento, vienen de la mano de Apple.

Como podemos leer en Reddit, y ver en la imagen superior, el espacio útil que ganamos con el notch es ridículo. Lo único que conseguimos, es elevar los iconos de la barra de notificaciones, ¿vale la pena poner un notch por ganar unos milímetros de pantalla? Sí, ya sabemos que el diseño “full screen” actualmente pasa por el notch, pero son muchas las marcas que están luchando por romper este concepto, y que lo están haciendo de forma sobresaliente. Por ejemplo, Vivo, ha logrado crear dispositivos que realmente son todo pantalla y que no, no tienen necesidad de incorporar un notch.

Evidentemente, el componente subjetivo de si el notch es o no estético está presente, por lo que no podemos afirmar que sea o no una buena idea. Lo que sí podemos concretar de forma objetiva es que no es la solución más óptima, siempre y cuando el móvil no tenga sensores físicos para el reconocimiento facial, como en el caso del Xiaomi Mi 8.

Dicho todo esto, en mi caso personal, he de admitir que no estaría dispuesto a comprar un Android con notch, por el mero hecho de que es una moda pasajera, que desaparecerá en cuanto se encuentre una solución viable a la integración de los “Face ID” en los móviles bezel less. Sin embargo, actualmente el mercado es el que es, y sería demasiado tajante descartar la compra del 90% de los móviles de gama alta actuales simplemente porque incorporen esta ceja, por lo que puedo entender perfectamente, la postura contraria.

Y tú, ¿qué opinas del notch en Android?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

¿Qué teléfono Android es mejor actualmente?

Mejores smartphones Android de gama alta de 2017

La batalla por ocupar el trono y responder a la pregunta de qué Android es mejor actualmente sigue más viva que nunca. Actualmente, Android cuenta con un gran catálogo de dispositivos. La gama alta es bastante llamativa, y recopila las mejores opciones si queremos los terminales más completos.

Hoy, toca intentar responder a qué Android es el mejor, así que vamos a ver cómo podemos abordar tan amplia cuestión, desde nuestra experiencia personal con las opciones que vamos presentarte.

¿Qué Android es mejor?

El mejor Android en términos de equilibrio

Huawei P20 Pro, oficial

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que el Huawei P20 Pro, que analizamos en Andro4all, es el móvil más completo de la actualidad. Se trata de un móvil equilibrado en todos los sentidos, una auténtica obra de arte que se postula como uno de los mejores móviles Android del mercado.

Hasta hace unos años, Huawei no se podía comparar con las grandes firmas. Actualmente, Huawei cuenta con un gama alta mejor que el propio iPhone X, algo que la posiciona como una de las mejores marcas Android del mundo, cuya compra es recomendable al 100%.

Especificaciones Huawei P20 Pro
Pantalla OLED FullView 2.0 de 6,1 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.240 x 1.080 píxeles), relación de aspecto 18,7:9
Procesador Kirin 970, 10 nm y ocho núcleos (4×2.4 GHz Cortex-A73 & 4×1.8 GHz Cortex-A53) con NPU
RAM 6 GB
Sistema operativo Android 8.1 Oreo bajo EMUI 8.1
Almacenamiento 128 GB
Cámaras TraseraTriple lente Leica: monocromo 20 MP f/1.6 + RGB 40 MP f/1.8 + teleobjetivo 8 MP f/2.4 – Delantera24 megapíxeles f/2.0
Batería 4.000 mAh con Super Quick Charge
Otros Lector de huellas frontal, Dolby Atmos, aptX, aptxHD
Conectividad LTE Cat. 18, 4×4 MIMO, Bluetooth 4.2, NFC
Colores Azul, Oro Rosa, Negro, Twilight

Una pantalla de nivel, un procesador que puede con todo, una gigantesca batería de 4000mAh y una de las mejores cámaras del mercado. El Huawei P20 Pro es el móvil más completo de la actualidad, en nuestra opinión, ya que apenas tiene puntos débiles. Es cierto que EMUI tiene cierta curva de aprendizaje, pero es una ROM fluida, completa, y con varios añadidos que muchos usuarios agradecerán en su día a día.

Como buen tope de gama, tiene una distribución estupenda, por lo que puedes hacerte con él en Amazon por menos de 760 euros, un precio ganador para uno de los mejores móviles del mercado.

Comprar Huawei P20 Pro en Amazon

El mejor Android para los más clásicos

Si bien este año Samsung no ha logrado tener entre sus filas el mejor teléfono Android en cámara o rendimiento, el Samsung Galaxy S9+ es uno de los mejores móviles Android del momento. En términos de diseño es una auténtica maravilla, con sus lados curvos o edge, y la ausencia del notch, elemento añadido en el iPhone X y que tanto estamos viendo en la gama alta de 2018.

Especificaciones Samsung Galaxy S9 Samsung Galaxy S9+
Pantalla SuperAMOLED de 5,8 pulgadas con cristal Gorilla Glass 5 SuperAMOLED de 6,2 pulgadas con cristal Gorilla Glass 5
Resolución 2K Quad HD+ (2.960 x 1.440 píxeles). 18,5:9 2K Quad HD+ (2.960 x 1.440 píxeles). 18,5:9
Procesador Internacional | Samsung Exynos 9810 Octa-core (4 x custom @ 2,9GHz + 4 x Cortex A-55 @ 1,9 GHz) – Resto de mercados | Qualcomm Snapdragon 845 Internacional | Samsung Exynos 9810 Octa-core (4 x custom @ 2,9GHz + 4 x Cortex A-55 @ 1,9 GHz) – Resto de mercados | Qualcomm Snapdragon 845
RAM 4 GB LPDDR4x 6 GB LPDDR4x
Sistema operativo Android 8.0 Oreo bajo Samsung Experience 9 Android 8.0 Oreo bajo Samsung Experience 9
Almacenamiento 64 GB UFS 2.1 + microSD hasta 256 GB (versiones de 128 y 256 GB exclusivas de algunos países) 64 GB UFS 2.1 + microSD hasta 256 GB (versiones de 128 y 256 GB exclusivas de algunos países)
Cámaras Trasera de 12 MP con apertura variable f/1.5 – f/2.4. PDAF, OIS, Láser Autofocus y flash LED. Frontal de 8 MP f/1.7 con autoenfoque Trasera dual de 12 MP con apertura variable f/1.5 – f/2.4 + 12 MP f/2.4. PDAF, OIS, Láser Autofocus y flash LED. Frontal de 8 MP f/1.7 con autoenfoque
Batería 3.000 mAh con carga rápida y carga inalámbrica 3.500 mAh con carga rápida y carga inalámbrica
Otros Lector de huellas trasero, lector de frecuencia cardíaca, escáner de iris, reconocimiento facial, USB 3.1 Tipo C, resistencia al agua y al polvo IP68, Samsung Knox, auriculares AKG, altavoces estéreo, LED de notificaciones Lector de huellas trasero, lector de frecuencia cardíaca, escáner de iris, reconocimiento facial, USB 3.1 Tipo C, resistencia al agua y al polvo IP68, Samsung Knox, auriculares AKG, altavoces estéreo, LED de notificaciones
Conectividad NFC, MST, 4G LTE Cat.16, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4/5GHz), VHT80 MU-MIMO, Bluetooth 5.0, Localización (GPS, Galileo, Glonass, BeiDou), ANT+ NFC, MST, 4G LTE Cat.16, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4/5GHz), VHT80 MU-MIMO, Bluetooth 5.0, Localización (GPS, Galileo, Glonass, BeiDou), ANT+
Colores Negro “Midnight Black”, violeta “Lilac Purple”, azul “Coral Blue” y plateado –solo en algunos países– “Titanium Gray” Negro “Midnight Black”, violeta “Lilac Purple”, azul “Coral Blue” y plateado –solo en algunos países– “Titanium Gray”

Con una batería de 3500mAh, una muy buena cámara doble, y los añadidos de Samsung, que tanto gustan a los fanáticos, el S9+ es el mejor móvil Android para los amantes de lo clásico, aquellos que llevan varios años ya con la firma surcoreana, y que encuentran en ella su zona de confort.

Las diferencias con su hermano menor son, principalmente, la cámara y la batería, dos aspectos lo suficientemente importantes para que la diferencia de precio valga la pena, como la cámara y la batería.

Comprar Samsung Galaxy S9+ en Amazon

El mejor Android para los amantes de Android

Nuestro niño mimado, y el teléfono Android más fluido, actualizado y con mejor modo retrato de la actualidad, es el Google Pixel 2 XL. Casi un año después de su lanzamiento, sigue siendo uno de los mejores móviles Android del mercado, por encima -en nuestra opinión-, de algunos gama alta recién presentados en 2018.

Especificaciones Google Pixel 2 Google Pixel 2 XL
Pantalla 4,99 pulgadas AMOLED 6 pulgadas P-OLED
Procesador Qualcomm Snapdragon 835, 8 Núcleos a 2,35 Ghz. 64 bits y formato de 10 nanómetros. Qualcomm Snapdragon 835, 8 Núcleos a 2,35 Ghz. 64 bits y formato de 10 nanómetros.
RAM 4 GB LPDDR4x 4 GB LPDDR4x
Sistema operativo Android 8 Oreo Android 8 Oreo
Almacenamiento 64 o 128 GB 64 o 128 GB
Cámaras Principal de 12 megapíxeles f/1.9 con OIS y PDAF. Imaging Chip. Frontal de 8 megapíxeles con OIS y f/2.4 Principal de 12 megapíxeles f/1.6 con OIS y PDAF. Imaging Chip. Frontal de 8 megapíxeles con OIS y f/2.4
Batería 2.700 mAh con carga rápida 3.520 mAh con carga rápida
Conectividad NFC, Bluetooth 5.0, LTE Cat. 16, GPS, GLONASS, soporte para e-SIM y nanoSIM NFC, Bluetooth 5.0, LTE Cat. 16, GPS, GLONASS, soporte para e-SIM y nanoSIM
Otros Protección IP67, Lector de huellas dactilares trasero Pixel Imprint con soporte para gestos, Active Edge, Google Lens, Always on Display, USB Tipo C, almacenamiento ilimitado en Google Drive hasta 2023, LED de notificaciones RGB, Double Tap To Wake, amplificador de audio adaptativo, Pixel Visual Core Protección IP67, Lector de huellas dactilares trasero Pixel Imprint con soporte para gestos, Active Edge, Google Lens, Always on Display, USB Tipo C, almacenamiento ilimitado en Google Drive hasta 2023, LED de notificaciones RGB, Double Tap To Wake, amplificador de audio adaptativo, Pixel Visual Core
Colores Negro (Just Black), Blanco (Clearly White), Azul (Kinda Blue) Negro (Just Black), Negro (Black and White)

Con una batería de más de 3500mAh, una sola cámara que hará las delicias de los amantes de la fotografía, y Android P a punto de llegar de forma estable y oficial, pocos gamas alta son tan recomendables como el Pixel 2 XL. Si quieres uno de los mejores móviles del mundo, y no quieres esperar a la tercera generación de Pixel, el 2 XL te está esperando.

Comprar Google Pixel 2 XL en Amazon

El mejor Android en relación calidad-precio

Incluso subiendo los precios, OnePlus sigue siendo una marca barata. Por los 519 euros que cuesta el OnePlus 6 te llevas uno de los mejores Android del mundo, con el hardware más actual, Android 8.1 actualizable a Android P Developer Preview 2, Dash Charge…

Es prácticamente imposible encontrar un terminal con una ROM tan limpia por este precio, lo que hace que el OnePlus 6 sea una de nuestra recomendaciones más fuertes del momento.

OnePlus 6
Dimensiones 155,7 x 75,4 x 7,75 mm. 177 gramos de peso.
Pantalla Optic AMOLED de 6,28 pulgadas. Soporte para sRGB y DCI-P3. Cristal Gorilla Glass 5
Resolución Full HD+ 2.280 x 1.080 píxeles. 19:9
Procesador Qualcomm Snapdragon 845, 10 nm Octa-core (8x Qualcomm Kryo 385) a 2,9 GHz
RAM 6/8 GB LPDDR4X
Sistema operativo OxygenOS basado en Android 8.1 Oreo
Almacenamiento 64/128/256 GB UFS 2.1 “Dual Lane”
Cámaras Trasera dual de 16 MP Sony IMX519 f/1.7 con OIS y EIS + 20 MP Sony IMX376K f/1.7. Frontal de 16 MP Sony IMX371 f/2.0
Vídeo Resolución hasta 4K@60fp. Super Slow Motion 1080p@240fps, 720p@480fps
Batería 3.300 mAh con carga rápida Dash Charge (5V 4A)
Otros Lector de huellas trasero, desbloqueo facial, Alert Slider, USB 2.0 Tipo C, jack de audio de 3.5 mm, resistencia a salpicaduras (sin certificación IP)
Conectividad NFC, Wi-Fi 2×2 MIMO a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, GPS, GLONASS; BeiDou, Galileo
Bandas FDD LTE 1/2/3/4/5/7/8/12/17/18/19/20/25/26/28/29/39/32/66/71
TDD LTE 34/38/39/40/41
TD-SCDMA 34/39
WCDMA 1/2/4/5/8/9/19
CDMA BC0/BC1
GSM 850/900/1800/1900 MHz
Colores Midnight Black, Mirror Black, Silk White

Por primera vez, OnePlus introduce tres colores en su tope de gama desde el día del lanzamiento, así que puedes elegir entre los acabados blanco y negro, o el negro que simula el aluminio aun siendo de cristal -algo que nunca habíamos visto en un teléfono Android-. Además, puedes comprarlo en Amazon, ahorrándote los tiempos de espera de la web oficial, y con un soporte técnico y garantía de dos años.

Comprar OnePlus 6 en Amazon

Conclusiones

Como puedes ver, el mejor teléfono es el que mejor se adapta a ti. Evidentemente, si hablamos de excelencia hemos de referirnos a la gama alta, pero incluso dentro de esta es díficil saber cuál es el mejor de todos, ya que cada usuario tiene sus preferencias.

Esperamos haberte ayudado en tu búsqueda del mejor teléfono Android, y esperamos que sigas atento al blog, ya que el Samsung Galaxy Note 9, el Pixel 3 XL y el Xiaomi Mi 8 son algunos de los candidatos a mejor móvil Android de 2018, por lo que no te los puedes perder.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!