Entradas

Si OnePlus puede actualizar durante tres años, ¿por qué el resto de firmas no?

Actualizaciones, el mal endémico de Android. Los fabricantes buscan mil y una excusas para no actualizar o implementar novedades en los dispositivos, para centrarse en el siguiente modelo, dejando de lado a los de años pasados. La propia OnePlus puso como excusa que el OnePlus 5 no podía recibir Project Treble por riesgo de brickeo pero, mágicamente ante el aluvión de críticas, lograron incorporarlo sin menor problema, ¿casualidad?

Actualizar supone a los fabricantes una gran dedicación en tiempo y dinero, por lo que es comprensible que minimicen los esfuerzos. Sin embargo, siempre nos planteamos la duda de por qué unas firmas actualizan bien y otras no, y hoy, toca abrir el debate de nuevo.

Actualizar es complicado, pero solo hay que ponerle ganas

Actualizar a una nueva versión de Android es relativamente complejo. En primer lugar Google libera el código de la versión, así como el Platform Developer Kit para que los fabricantes de los procesadores puedan trabajar sobre la misma. Una vez que los fabricantes de SoCs han modificado las partes propietarias a las que no tienen acceso los propios fabricantes de teléfonos, el código se envía de nuevo. Como podemos leer en Hipertextual, los fabricantes valoran si les merece la pena actualizar o no, algo que puede resultar tremendamente subjetivo, ya que nada que ver tiene algo que sea o no rentable para una empresa con lo que merecen los usuarios.

Una vez dada luz verde para con la actualización, los fabricantes empiezan a trabajar en los updates, adaptando el framework de Android para que sus terminales funcionen correctamente. Tras unas semanas de trabajo, y solo cuando la versión es relativamente estable, se empiezan a probar versiones test internas, y en el caso de otras firmas, se abren programas beta para los propios usuarios, en búsqueda de errores.

Corregido todo, la actualización final debe pasar la certificación de Google, ya que de lo contrario, no se pueden obtener las Google Apps ni tener compatibilidad con todas las APIs de Google. Un proceso largo y tedioso que se minimiza con Project Treble, que viene precisamente para acabar con estas esperas.

Como te decíamos, antes de Treble el código debía pasar por los fabricantes hasta que adaptasen todo correctamente, pero con esta nueva función, la base de AOSP cambia, creando un punto en común desde el cual los desarrolladores pueden trabajar sin depender de los fabricantes de chipsets. Como siempre, cuanto más limpia sea la capa y menos modifique el framework, más rápida será la update. Si la capa es pesada, por más base común que haya, el trabajo ha de hacerse prácticamente desde cero, por lo que nos encontraremos de nuevo con esas firmas que tardan medio año o más en actualizar sus gamas altas.

Una vez entendido el proceso, siguen sin entenderse varias cosas. Son muchos los que plantean que marcas como Samsung, Huawei o LG tienen muchos móviles en el mercado, y que por ello no pueden actualizar rápido. Sin embargo, como sabrás, el desarrollo de la última versión de Android se centra siempre primero en la gama alta, por lo que la excusa de que hay muchos terminales empieza a disiparse.

Samsung debe centrar sus esfuerzos en los S9, S9 Plus y Note 9, Huawei en los P20, P20 Pro y Mate 20, LG en el V30 y V35… Nunca más de 3 o 4 modelos, que perfectamente podrían actualizar en tiempos mucho menores a los que estamos acostumbrados. OnePlus es una compañía muy pequeña, con recursos muy inferiores a los del resto de firmas.

¡Pero es que la ROM de OnePlus es más limpia! Aligeremos las capas, pues. La diversidad en Android es excelente, pero firmas como OnePlus demuestran que no hace falta una ROM llena de bloatware y que no respeta demasiado el diseño de Google para tener funciones extra. Siempre se pueden añadir ajustes extra, aplicaciones útiles para notas, funciones en el launcher, lectores de documentos… Todo esto es compatible con una ROM limpia, aunque nos hayan hecho pensar que no, hasta la llegada de OxygenOS.

Fabricantes como la propia BQ, una marca que cuenta con bastantes terminales en su haber, y todos de gama media, tiene un mejor ritmo de actualizaciones que muchas marcas que venden gamas altas de 1.000 euros. ¿El secreto? Apostar por Qualcomm y por el soporte, sabiendo que un móvil longevo prácticamente garantiza que el usuario vuelva a repetir con la marca.

Al final, como todo en esta vida, es una cuestión de ganas y esfuerzo. Un fabricante se encuentra cómodo dedicando muchísimo tiempo a una actualización. Este es el punto donde, popularmente, los usuarios andan resignados y sin apenas exigir al OEM. El usuario medio quiere un móvil rápido, bonito y funcional, y seguramente ni siquiera actualice cuando le llegue la OTA, por si funciona peor que antes.

Esperemos que Project Treble reduzca al mínimo los tiempos de actualización, ya que actualmente son demasiado elevados y no hacen justicia a un sistema operativo tan funcional como es Android.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

El OPPO R17 y su “mini notch” nos dan las primeras pistas del diseño del futuro OnePlus 6T

Compartir el proceso de diseño con otro fabricante que, por lo general, suele lanzar sus smartphones antes, implica entre otras cosas que apenas quedarán hueco para las sorpresas en el momento de lanzar un nuevo modelo bajo tu marca. Algo similar sucede con OnePlus, que históricamente ha ido repitiendo los diseños de los modelos de referencia de OPPO en sus terminales, y por tanto hemos podido deducir con cierta antelación cómo serían antes de que llegasen a ver la luz.

Por tanto, y a menos que la marca liderada por Pete Lau decida cambiar de planes con el próximo OnePlus 6T, hoy hemos podido ver el que, muy probablemente, sería el diseño del nuevo OnePlus 6T, gracias a las primeras imágenes de los nuevos modelos de OPPO, entre ellos el OPPO R17, modelo en el que estaría basado el futuro teléfono estrella de OnePlus.

Los OPPO R17 y F9 Pro presumen de “notch” de tamaño reducido

Las imágenes del OPPO R17 provienen de una filtración que sale a la luz a través de Weibo, la famosa red social de origen chino. En ellas, se puede observar un terminal que, si bien se mantiene afín a las líneas de diseño de los actuales OPPO R15 y R15 Plus, con marcos de pantalla de tamaño reducido y un panel de gran diagonal, sí que podemos observar un cambio notable, como lo es la reducción de tamaño y cambio de forma de la muesca superior, que pasa a ser una especie de triángulo invertido, y solo deja hueco para el sensor fotográfico frontal.

Pero además de estas imágenes, debemos fijarnos en las fotografías promocionales oficiales del OPPO F9 Pro que la propia marca ha publicado en su web oficial. En ellas, podemos ver cómo este nuevo modelo de gama media también adoptaría la apariencia con el “notch” de tamaño reducido. Aún así, el modelo de la serie R contará con unas especificaciones más punteras, entre ellas un módulo de nada menos que 10 GB de memoria RAM.

Evidentemente, no es posible confirmar aún que el futuro OnePlus 6T —que a día de hoy ya está prácticamente confirmado— vaya a compartir diseño con estos dos terminales de OPPO, pero si algo nos ha enseñado la historia, es que la firma no suele alejarse demasiado de la apariencia que OPPO usa en sus terminales insignia. Me temo que nos tocará esperar un poco más hasta conocer nuevos detalles.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Sorpresa: los OnePlus 3 y 3T se actualizarán a Android 9.0

Si ya habías puesto a la venta tu OnePlus 3 o 3T y pensabas comprar uno de los últimos modelos de la marca y disfrutar de las versiones de Android más recientes, quizá la información que hoy confirma la propia compañía te haga cambiar de idea: los dos terminales estrella de OnePlus lanzados en 2016, recibirán Android 9.0 “P” de manera oficial, convirtiéndose así –al menos en el caso del OnePlus 3–, en uno de los pocos teléfonos Android por el que pasarán cuatro grandes versiones del sistema durante su vida –Marshmallow, Nougat, Oreo y “P”–.

Al parecer, la compañía lleva un tiempo debatiendo internamente sobre cuál debería ser la última actualización para esta exitosa pareja de teléfonos lanzada hace dos años. Finalmente, tras evaluar las posibilidades, se ha confirmado que Android 9.0 será la versión definitiva con la que ambos modelos “morirán”, dando así más credibilidad a la promesa de mantener todos sus modelos recientes actualizados durante tres años, a la vez que se mejora la imagen de la empresa en cuanto a soporte.

OnePlus actualizará los 3 y 3T a Android P

Es innegable que los OnePlus 3 y 3T han sido dos de los modelos más mimados por la compañía desde su llegada en 2016. Ambos recibieron Android 8 Oreo antes, incluso, que el OnePlus 5, y con el paso de los años la marca ha continuando llevando novedades a ambos modelos a través del programa beta de Oxygen OS, que aún hoy permanece habilitado.

Incluyendo las mejoras de cámara y el último parche de seguridad de Android, la semana pasada se lanzó la actualización OxygenOS 5.0.4 para OnePlus 3 y 3T en todo el mundo. Desde su lanzamiento, hemos estado escuchando preguntas sobre nuestra próxima actualización importante para OnePlus 3 y 3T. Después de las discusiones internas y la evaluación, hemos decidido enfocar nuestros recursos de desarrollo en el proyecto Android P en lugar de actualizar el dispositivo a Android 8.1, de modo que podamos ofrecer características y mejoras más emocionantes para nuestros usuarios de OnePlus 3 y 3T.

De momento, OnePlus no ha especificado una fecha para la actualización de los dispositivos a la futura versión de Android, cuya presentación oficial está prevista para finales del próximo mes de agosto. Lo que sí se ha confirmado, es que ni el OnePlus 3 ni el 3T recibirán Android 8.1, dado que saltarán directamente a la versión 9, y que el orden de llegada de la nueva versión será OnePlus 6, OnePlus 5/T y OnePlus 3/3T. Os mantendremos informados al respecto de cualquier novedad.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

El OnePlus 6, entre los 10 móviles con mejor cámara según DxOMark

En su análisis a fondo, concluimos que la cámara del OnePlus 6 era, como no podía ser de otro modo, la mejor que OnePlus ha incluido en uno de sus smartphones hasta la fecha, aunque esto no era suficiente para poder luchar de tú a tú con los principales referentes del mercado como el Google Pixel 2 XL. Ahora, el último modelo estrella de la firma china ha pasado por la mesa de pruebas de los expertos de fotografía de DxO, obteniendo una puntuación que, pese a no sorprender demasiado, sí deja muy patente los avances de OnePlus en cuanto a fotografía.

Probablemente ya sepas que el OnePlus 6 cuenta con un sistema fotográfico dual, formado por dos cámaras de 16 y 20 megapíxeles con apertura f/1.7 y un tamaño de píxeles de 1.22 μm y 1.0 μm respectivamente. Además, el terminal cuenta con estabilizador óptico y electrónico, e incorpora distintos sistemas como Smart Capture y un modo HDR Avanzado. Sobre el papel, se trata de un sistema fotográfico bastante completo –así es, de hecho–, pero que a la hora de la verdad denota ciertas carencias en alguna que otra situación, y así han querido demostrarlo desde DxO a través de su último análisis.

El OnePlus 6 obtiene 96 puntos en DxOMark

Antes de entrar de lleno a comentar los resultados del análisis, no hay que olvidar que DxOMark no es, ni mucho menos, la referencia definitiva a tener en cuenta a la hora de valorar la calidad de una cámara. De hecho, la compañía ha estado en el punto de mira de las críticas desde hace años, e incluso ha llegado a admitir que recibe dinero por parte de las marcas –algo obvio, pues al fin y al cabo no es más que una consultoría que ayuda a los fabricantes a optimizar el rendimiento de sus sistemas fotográficos–. Sin embargo, no está de más tener en cuenta las puntuaciones de los últimos terminales que llegan al mercado, y ver cómo se comportan ante las pruebas que se realizan en los laboratorios de DxO, siempre teniendo en mente que no es justo ni razonable medir la cámara de un terminal con un simple número.

Dicho esto, en el caso del último modelo de OnePlus, nos encontramos con una puntuación de 96 puntos, lo cual, hoy por hoy, lleva al dispositivo a la décima posición del ránking, un puesto y un punto por debajo del Xiaomi Mi MIX 2S, que también analizamos la semana pasada, y muy por debajo de los actuales reyes del ránking de DxO, los Huawei P20 Pro, HTC U12+ y Huawei P20. Por otro lado, el smartphone de OnePlus se ubica por encima en cuanto a puntuación de los iPhone 8 y 8 Plus de Apple.

En las pruebas fotográficas, donde el terminal consigue 100 puntos, se destacan sobre el resto de aspectos la velocidad y la precisión del enfoque automático, la viveza y brillo de los colores en situaciones con varias fuentes de luz, la exposición de sujetos, el buen balance entre detalle y ruido, y el nivel de exposición y color de las imágenes con flash. Sin embargo, le penalizan el ruido, un tinte rosáceo en fotografías en exteriores, pérdida de detalles en ciertas situaciones, y un rendimiento que deja que desear a la hora de usar el modo retrato.

Pese a la puntuación –que no es para nada mala, ojo–, desde DxO aseguran que la cámara del terminal es muy notable a la hora de realizar fotografías, siendo capaz de competir con pesos pesados del sector, aunque algo inferior en cuanto a vídeo. Al fin y al cabo, no debemos olvidar que estamos ante un teléfono que cuesta cerca de la mitad del precio de un buque insignia premium de 2018.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Google Pixel 2 XL vs OnePlus 6: comparamos los mejores gama alta con Android Puro

¿Es tan bueno el Google Pixel 2 XL como se dice? ¿Es el OnePlus 6 un Pixel 2 XL por 500 euros? Hoy, comparamos a dos de los mejores móviles de la gama alta con una versión limpia de Android. Ambos terminales tienen ROMs completamente distintas, para lo bueno y para lo malo.

Hemos estado probando ambos dispositivos de forma simultánea durante un par de semanas, y las diferencias son claras. Vamos pues, a mostrarte cuáles son las similitudes, divergencias y cuál de los dos vale más la pena, teniendo en cuenta la diferencia entre precios y lo que uno tiene que ofrecer respecto al otro.

Google Pixel 2 XL vs OnePlus 6, dos mundos distintos

Un OnePlus no es un Pixel

Lo primero que, por desgracia, tenemos que hacer, es aclarar que un OnePlus no es un Pixel a menor precio. Muchos usuarios nos escriben a diario diciendo que son mejores terminales, por el simple hecho de costar menos dinero. Sin duda adelantamos que la relación calidad-precio de los OnePlus es mucho mejor, pero hablamos de gama alta -OnePlus- contra la gama alta premium -Pixel-, y ahora mismo entenderás por qué.

Los OnePlus son móviles de gama alta asequibles, para todos aquellos que quieren renunciar a algunos aspectos a cambio del rendimiento y el ahorro de dinero. Los Pixel son el ejemplo de cómo Google concibe Android, y esto se hace notar en muchos aspectos. Comenzamos pues, a comparar estas dos increíbles máquinas, ya que hay mucho de lo que hablar.

Diseño

Si bien el diseño siempre es algo subjetivo, la más pura evidencia revela que el OnePlus 6 tiene un mejor diseño y construcción que el Google Pixel 2 XL. Acabado en cristal, con un notch del que luego hablaremos, y un aprovechamiento de pantalla espectacular, el OnePlus luce mejor que el Pixel, con su diseño industrial poco llamativo.

OnePlus, como ya hizo en su modelo X, vuelve al cristal. Un material premium que hace que el terminal luzca como otros que cuestan prácticamente el doble.

Llama la atención que, a pesar de tener 6,28 pulgadas, el OnePlus es más pequeño que el Pixel, algo que se agradece cuando los tenemos en mano. El Pixel, por su parte, tiene unos generosos marcos -aunque hay una explicación para esto-, un acabado en aluminio y cristal, y una sensación en mano de móvil caro, pero demasiado industrial. En diseño hay un claro ganador, así que poco sentido hay en darle más vueltas al asunto.

Pantalla

El panel del Google Pixel 2 XL es OLED, de 6 pulgadas, y con resolución QHD+. El OnePlus 6 cuenta con un panel Optic AMOLED de 6,28 pulgadas y resolución FHD+. Teniendo en cuenta que nuestra versión del Pixel 2 XL es la más reciente, con el panel algo corregido, le damos la victoria al terminal de Google. La resolución se nota, la pantalla es bastante más nítida, y si bien su interpretación del color no es la mejor, hace un mejor trabajo que el OnePlus.

En nivel de brillo nos ha gustado más cómo lo hace el terminal chino, algo que queríamos comentar. El notch, a pesar de no ser plato de nuestro gusto, no molesta. Se oculta automáticamente en apps como Instagram o Chrome, podemos elegir que no esté de forma permanente, o configurar individualmente cada app. Un trabajo impecable por parte de OnePlus con esta ceja, cuya existencia hemos logrado ignorar estos días.

Software y rendimiento

Viene la parte complicada. Los benchmarks y absurdos Speedtest han logrado estandarizar la creencia de que el móvil que más rápido abre las aplicaciones, es el mejor. En este caso, no es así. El Pixel 2 XL funciona mejor que el OnePlus, algo que por suerte, se ha podido comprobar con un método objetivo.

Para apoyar mis argumentos, utilizaré esta review de XDA, en la que precisamente comparan al OnePlus 6 con el Pixel 2 XL.

Como puedes ver en la gráfica, los tiempos de apertura de aplicaciones son mucho menores en el OnePlus 6. La firma ha hecho grandísimas optimizaciones en este aspecto, y la mayor potencia -Snapdragon 845 vs 835 y más RAM-, ayudan a que esto sea así. Sin embargo, como te decíamos, que un móvil sea más rápido, no significa que sea más fluido, y ahora mismo vas a entender esto.

Para probar la fluidez de forma objetiva, los chicos de XDA analizaron los fotogramas en tiempo real que muestran los perfiles de GPU cuando se está utilizando el teléfono. Esto permite medir la respuesta de la pantalla -latencia-, la renderización del contenido y el rendimiento real del teléfono cuando lo usamos. El modelo de OnePlus 6 que utilizaron tenía 8 GB de RAM, el doble que el Pixel 2 XL. Las acciones se realizaron al mismo tiempo, para que hubiese igualdad de condiciones.

En primer lugar, se midió la respuesta de desplazamiento: el scroll. La gráfica indica los ms que tarda el teléfono en responder, y cuanto más tarde, peor. Como puedes ver, los tiempos en el Pixel no llegan apenas a la línea de los 16.6ms en ningún momento, mientras el OnePlus supera con holgura los 20ms en distintos tiempos. Puedes pensar que estas diferencias no se aprecian, pero podemos asegurarte que las diferencias al usar los teléfonos son evidentes.

Analizando el rendimiento en aplicaciones concretas, en este caso la app de Play Store, podrás apreciar más de cerca las diferencias entre el rendimiento del Google Pixel 2 XL y el OnePlus 6. Recuerda que, cuanto menos suba la gráfica, mejor rendimiento implica en el teléfono. Además de esta app, probaron Gmail, cómo se lanza el launcher, las animaciones…

El veredicto de XDA Developers, portal de referencia en Android, es el siguiente, que traducimos literalmente: No puedo evitar sentirme decepcionado cuando, en conjunto, el rendimiento del OnePlus 6 no alcanza al del Pixel 2 XL de hace un año, e incluso el Pixel XL ofreció mejores resultados. No lo decimos nosotros, la propia XDA afirma que el Pixel XL de hace dos años rinde mejor en fluidez que el OnePlus 6 y, como decíamos al principio, no, ese Speedtest en el que ves a un OnePlus abriendo aplicaciones más rápido no es científico, estas pruebas sí.

I can’t help but feel disappointed that, all in all, the performance of the OnePlus 6 still doesn’t match that of last year’s Pixel 2 XL, and even the regular Pixel XL has offered more impressive results in some of these tests

Nunca ha sido necesario recurrir a este tipo de pruebas para argumentar nuestra opinión propia, pero entendemos que es difícil de entender que un móvil de hace un año funciona mejor que otro con más hardware. Debes entender, que OxygenOS no tiene nada que ver con la Pixel ROM, y que es evidente que Google sabe cómo tratar Android mejor que los demás fabricantes.

En uso real, dejando de lado los datos técnicos, el OnePlus vuela, y se nota más rápido que el Pixel, a cambio de renunciar a las animaciones, y de una latencia que resulta algo molesta si no estás acostumbrado. A cambio de unos ms más para abrir las apps, el Pixel se mantiene más consistente y fluido, dando una experiencia smooth espectacular, que no se ve en otro dispositivo que no sea de Google.

El Google Pixel 2 XL es el Android cuya experiencia de usuario se acerca más a la que ofrece iOS con su iPhone. El OnePlus es rápido, muy rápido, pero han capado demasiado las animaciones, y la experiencia de uso se hace algo ruda.

El OnePlus es rapidísimo y algo tosco, el Google Pixel 2 XL es rápido y extremadamente suave, tú decides la experiencia que prefieres. OyxgenOS está bastante bien en cuanto a que podemos elegir temas, configurar unos mejores gestos, cambiar algunos aspectos de personalización… La Pixel ROM también tiene opciones interesantes, aunque no es tan completa. Personalmente, nos quedamos con la Pixel ROM, ya que el rendimiento es tan bueno, que estamos dispuestos a sacrificar la pequeña personalización que ofrece OnePlus.

Batería

Dos auténticos campeones, aunque aquí tenemos otro ganador. El Google Pixel 2 XL es capaz de llegar a las 7h de pantalla en dos días de uso, cifra que iguala el OnePlus 6. Si bien este último tiene más pantalla y menos batería, el OnePlus 6 tiene menos resolución y un procesador más eficiente, por lo que las diferencias en mAh quedan solventadas. Con este empate técnico en tiempos de pantalla, **la carga rápida nos sirve de penalties.

Dash Charge es una maravilla que carga nuestro dispositivo en poco más de una hora, mientras el Pixel 2 XL requiere de más de dos horas para cargarse. El poder enchufar el móvil media hora y tenerlo casi lleno es algo increíble, mientras que el Pixel es de los gama alta que más tarda en cargar, por lo que le damos la victoria al OnePlus 6 en este aspecto, con la duda de ver si estos tiempos se mantienen con el envejecimiento de su batería.

Audio

Uno de los puntos en los que más flojea el OnePlus 6, es en el apartado del audio. El sonido del OnePlus en cuanto al altavoz no es bueno, y recuerda a móviles bastante más económicos. El Google Pixel 2 XL, por su parte, cuenta con un doble altavoz estéreo en la parte delantera del dispositivo, lo que lo convierte en uno de los terminales de gama alta con mejor audio del mercado. El sonido es nítido, contundente y de calidad, algo que le exigimos a la gama alta, independientemente del precio.

Por su parte, el OnePlus cuenta con jack de auriculares, algo que el Pixel 2 XL envidia, mientras se conforma con un incómodo dongle de gran tamaño, que no mejora el audio en absoluto.

Cámara

Llegamos al punto en el que el Pixel brilla por encima de todos los teléfonos Android, y donde el OnePlus hinca la rodilla en varios aspectos. En nuestra opinión, el Pixel 2 XL de Google sigue teniendo la mejor cámara del mercado, mientras que el OnePlus 6 difícilmente entraría en un top 10. En fotografía diurna, el OnePlus lo hace bien, pero la fotografía computacional de Google se hace de notar, con un HDR+ automático que hace verdadera magia, y ese algo que hace que detectes que la foto es de un Pixel al momento. El modo retrato es otro de los puntos donde OnePlus debe mejorar. Bastante artificial, con un zoom algo extraño, y con un recorte mejorable. El del Pixel, por su parte, es casi perfecto.

Google Pixel 2 XL a la izquierda, OnePlus 6 a la derecha, en este y siguientes fotos

El OnePlus ilumina más la imagen, pero acaba quemándola y no siendo fiel a la realidad. Esto se hace notar más aún en el selfie, donde el OnePlus 6 acaba quemando todo el fondo, mientras el Pixel 2 XL, independientemente de la luz de fondo que tengamos. Es prácticamente imposible quemar una foto con el Pixel, mientras que con el OnePlus es prácticamente imposible que la exposición sea correcta, juzga tú mismo.

Si seguimos comparando y nos vamos al apartado nocturno, nos encontramos con que el OnePlus 6 tiene un efecto acuarela notable, le cuesta definir las texturas de la imagen, y no es capaz de interpretar de forma realista una imagen. El Pixel por su parte, si bien no es el mejor exponente nocturno, apenas tiene un pero que sacarle. Fotos definidas, con buen rango dinámico incluso en estas condiciones de luz, y con un ruido inexistente.

En cuanto al modo retrato con baja luz, el Pixel se encuentra con el clásico problema de perfilar gafas -aunque tras unos cuantos intentos logra hacerlo-, aunque ofrece unos resultados sobresalientes. El OnePlus saca el modo acuarela a pasear, ofreciendo imágenes poco aprovechables y que nos recuerdan a terminales bastante más baratos.

Te podríamos decir que el OnePlus 6 cuesta 500 euros y que no podemos obtener resultados de un móvil de 1.000 euros, pero tras analizar a fondo el Xiaomi Mi Mix 2S, tenemos claro que esto no es cierto. Si el Mi Mix 2S ofrece resultados cercanos al Pixel, al OnePlus le pedimos lo mismo. OnePlus debe mejorar y mucho su cámara si quiere competir con la gama alta, y cuando gastamos más de 500 euros en un terminal, es normal exigir cierta calidad.


Dicho esto, debemos decir que, en este caso concreto, está justificada la diferencia de precio entre el OnePlus 6 y el Pixel 2 XL si realmente te importa la cámara. Un año más, el OnePlus logra buenos resultados si tienes algo de maña. El usuario medio que quiere apuntar y disparar -cosa en la que el OnePlus es bastante lento-, verá sus necesidades resueltas, pero a la mínima que le exiges, llegan los problemas.

El Pixel 2 XL es ese móvil que jamás te hará mal una foto, sea de día, de noche, o un modo retrato. Además, la integración con Google Lens es un añadido espectacular al que podemos sacarle bastante provecho.

Conclusiones finales

El OnePlus 6 es un excelente terminal. Un móvil rápido, con un soporte mejor que otros gama alta premium que le doblan en precio, y con esos extras de OxygenOS que tanto gustan a los usuarios. Sin embargo, la cámara, la falta de fluidez -que no velocidad- y el audio, entorpecen algo la experiencia de usuario.

El Pixel 2 XL es un móvil fluido al extremo, con unos apartados multimedia sobresalientes, tres años de soporte directo de Google, mejor integración con Assistant y Lens, un soporte técnico sobresaliente, y un precio que, en nuestra opinión, está más que justificado. Ambos valen cada euro que cuestan, y la diferencia de precio se nota.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

OnePlus 6: análisis a fondo del flagship killer chino

Never Settle, The Speed you Need, Flagship killer phone… No hay duda de que OnePlus es fanática de los esloganes, y es que tiene una imagen clara que quiere transmitir: teléfonos rápidos, de gama alta, a bajo precio. Desde la primera generación, se mantienen en la tónica de estos pilares básicos, y podemos asegurarte que los están cumpliendo.

Inauguramos pues, con el OnePlus 6, nuestro nuevo formato de reviews. Nuestra idea es que olvides un poco el lado técnico, esa información ya la tienes en los artículos de presentación de cualquier móvil y a lo largo de todo internet. Este formato pretende transmitir la experiencia de uso real que dan los móviles, lo bueno y lo malo que te vas a encontrar, y si merece o no la pena comprar el teléfono.

Comenzamos, ahora sí, con el que ya te adelantamos es uno de los mejores smartphones Android del momento, con un grandísimo equilibrio general, y un precio de derribo, acorde a lo que ofrece.

OnePlus 6
Dimensiones 155,7 x 75,4 x 7,75 mm. 177 gramos de peso.
Pantalla Optic AMOLED de 6,28 pulgadas. Soporte para sRGB y DCI-P3. Cristal Gorilla Glass 5
Resolución y densidad Full HD+ 2.280 x 1.080 píxeles. 19:9
Procesador Qualcomm Snapdragon 845, 10 nm Octa-core (8x Qualcomm Kryo 385) a 2,9 GHz
GPU Adreno 630
RAM 6/8 GB LPDDR4X
Sistema operativo OxygenOS basado en Android 8.1 Oreo
Almacenamiento 64/128/256 GB UFS 2.1 “Dual Lane”
Cámaras Trasera dual de 16 MP Sony IMX519 f/1.7 con OIS y EIS + 20 MP Sony IMX376K f/1.7. Frontal de 16 MP Sony IMX371 f/2.0
Vídeo Resolución hasta 4K@60fp. Super Slow Motion 1080p@240fps, 720p@480fps
Batería 3.300 mAh con carga rápida Dash Charge (5V 4A)
Otros Lector de huellas trasero, desbloqueo facial, Alert Slider, USB 2.0 Tipo C, jack de audio de 3.5 mm, resistencia a salpicaduras (sin certificación IP)
Conectividad NFC, Wi-Fi 2×2 MIMO a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, GPS, GLONASS; BeiDou, Galileo
Bandas FDD LTE 1/2/3/4/5/7/8/12/17/18/19/20/25/26/28/29/39/32/66/71
TDD LTE 34/38/39/40/41
TD-SCDMA 34/39
WCDMA 1/2/4/5/8/9/19
CDMA BC0/BC1
GSM 850/900/1800/1900 MHz
Colores Midnight Black, Mirror Black, Silk White

Lo mejor del OnePlus 6

Precio

Empezamos la casa por el tejado, y es que por unos 500 euros pocas compras son más recomendables que esta. Salvo el Xiaomi Mi Mix 2S, ningún otro terminal es capaz de hacerle sombra, y es que las firmas tradicionales tienen la mala costumbre de ofrecer gama media a 500 euros, algo sin ningún sentido.

Por los 500 euros que cuesta el OnePlus 6, no podemos pedirle más de lo que ofrece, y más teniendo en cuenta que el rendimiento es bastante mejor que el de muchos terminales que le doblan en precio.

Rendimiento

El OnePlus 6 es el móvil más rápido del mercado, sin más. Aunque esto se debe en gran parte al recorte en el tema de las animaciones, es increíble que apenas haya tiempos de respuesta. La experiencia de usuario es bastante buena, los juegos funcionan especialmente bien, y moverse entre aplicaciones es una delicia.

El sistema de gestos es el mejor que he probado en un móvil Android. De hecho, he preparado un tutorial para que puedas tener estos gestos en cualquier teléfono. Son muy rápidos, funcionales, y eliminan la barra de navegación, algo que debió hacer Android P desde un principio. En definitiva, el rendimiento del OnePlus es excelente.

Autonomía

De poco sirven extensos test de horas de vídeo, navegación y demás, ya que eso no refleja cuánto dura la batería en nuestro uso diario. En nuestro caso, hemos conseguido llegar al día/día y medio de duración, con unas 5h de pantalla en los días más exigentes -horas jugando a PUBG Mobile, haciendo fotos, con mucho 4G…-, y hasta las 7h de pantalla en los días más favorables -brillo medio, mucho WiFi…-

Si a esta gran autonomía le sumamos Dash Charge, una de las mejores tecnologías de carga rápida del mundo, obtenemos la combinación ganadora. Es prácticamente imposible que el OnePlus 6 te deje tirado en un día, así que no tomes en cuenta los 3300mAh, la batería es estupenda.

OxygenOS, cara A

OyxgenOS mantiene algunos aspectos de Android AOSP, y añade bastante personalización. Podemos destacar el motor de temas, que es prácticamente perfecto, un modo juego muy funcional, el control por gestos, la personalización del launcher… Es una ROM limpia que OnePlus promete mantener actualizada, con soporte de 3 años y Android P lo antes posible.

Después de la Pixel ROM, OxygenOS es la mejor ROM que podemos ver en un móvil de gama alta, y es que ya sabemos que en cuanto una ROM es limpia y optimizada, nada -o casi nada- puede salir mal.

Lo peor del OnePlus 6

Cámara en malas condiciones

La cámara del OnePlus 6 es buena, acorde a su precio, aunque no puedo evitar decir que esperaba mejores resultados en el apartado nocturno. Sigue siendo un móvil de 500 euros, y hay algunas inconsistencias algo fuertes. De día, como comentábamos, lo hace bastante bien, encontramos algún que otro problema marginal con el enfoque, pero nada grave. Las fotos son nítidas, con un muy buen HDR.

Sin embargo, por otro lado, el modo retrato es un poco inconsistente, la cámara delantera nos recuerda bastante a la de un móvil de gama media, y la grabación de vídeo tampoco es sobresaliente. De noche, los resultados no son buenos, el efecto acuarela y los problemas de enfoque aparecen en cuanto se va la luz, dejándonos claro el rango de precio de este terminal.

La cara B de OxygenOS

Al igual que dije que OxygenOS es bueno en su cara A, toca hablar de la cara B. He tenido algún cierre, congelación y bugs relacionados con la ROM, algo que se solventará con actualizaciones, pero que no debería estar ahí. La respuesta de la pantalla -latencia- sigue siendo inferior a la de las otras ROMs, es decir, el tiempo que pasa entre que tocas la pantalla y esta reacciona, es mayor a la de otros teléfonos


Por otro lado, a pesar de tener un Snapdragon 845 y 6 u 8 GB de memoria RAM, la velocidad de disparo en la cámara es demasiado lenta. No tenemos el zero shutter lag -que no haya retrasos entre que pulsas el botón y se hace la foto-, algo incomprensible en un teléfono de estas características.

Audio

Si bien no es un punto excesivamente malo, sí que tenemos que dar un pequeño tirón de orejas a OnePlus con el audio. A nivel de volumen es correcto, pero su calidad nos recuerda a la de móviles de categoría bastante inferior. Este aspecto, no obstante, queda contrarrestado por la presencia del jack de auriculares, rara avis en Android, y entrada que agradecemos enormemente en este y cualquier otro teléfono de gama alta.

Prueba de fotografía

OnePlus 6, así son sus cámaras

OnePlus vuelve a apostar por una configuración de doble cámara, con 20 +16 megapíxeles. Curiosamente, no tenemos zoom 2X, algo que algunos usuarios agradecían, aunque he de admitir que no es mi caso. La aplicación de cámara es bastante mejorable, sobre todo en cuanto a velocidad se refiere, pero funciona bien.

La cámara delantera es de 16 megapíxeles, y cuenta con modo retrato. Una cámara decente para su precio, aunque podría sorprender algo más. Veámosla más a fondo.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

En el apartado diurno, lo hace bastante bien. El nivel de detalle es bueno, el HDR es capaz de ofrecer un muy buen rango dinámico, y la interpretación del color es excelente. Es una cámara muy usable con buena luz, dan ganas de hacer fotos. Podemos disfrutar bastante con esta cámara si tenemos algo de maña, siempre que las condiciones acompañen

En el apartado nocturno y el modo retrato, el OnePlus 6 empieza a hincar la rodilla. El efecto acuarela aparece demasiado pronto, es incapaz de obtener detalle y el enfoque brilla por su ausencia incluso en condiciones de luminosidad media-baja. La cámara delantera no nos ha gustado, y es que tiende a sobreexponer aunque no haya siquiera luz. Hemos hecho algunos retratos en zonas de pura sombra, y aún así se las ha apañado para quemar el fondo por completo.

El enfoque de noche es malo, es incapaz de hacer algunos macros. Esperábamos algo de mayor calidad pese a su rango de precio.

Grabación de vídeo

La grabación de vídeo es correcta. El estabilizador cumple, no siendo el mejor de su rango de precio, pero permitiendo eliminar todas las vibraciones aunque vayamos en una marcha alegre. Tenemos la opción de grabar hasta 4K 60FPS, y cámara lenta hasta 1080P 240FPS. El autoenfoque es correcto, y el rango dinámico se comporta de forma decente.


No es un punto a destacar, pero un apartado de vídeo correcto, para los vídeos eventuales que queramos grabar.

¿Deberías comprarte el OnePlus 6?

Sí. De hecho, el OnePlus 6 es una de las compras más inteligentes del momento. No es un terminal perfecto, pero cuesta prácticamente la mitad que los demás. Un terminal más que digno en casi todos los aspectos, con buen rendimiento, duración de batería, acabado, ROM… La cámara y el audio nos dejan claro que anda un pequeño escalón por debajo de la gama alta Premium, ¿pero compensa gastar 500 euros más para tener una experiencia de usuario algo mejor?

La gama alta de 1.000 euros sigue teniendo sentido para los que buscan la excelencia en todos los aspectos. Para todos los demás, que o bien no usan tanto la cámara o no necesitan la mayor resolución en una pantalla, este tipo de terminales es compra obligada.

En ti recae la respuesta. Para el grueso de los usuarios, un OnePlus 6 es todo lo que se puede pedir, y queda en manos de los más exquisitos apostar por la gama alta de 1.000 euros, buscando la excelencia en cámaras, audio y algún que otro aspecto. El equilibrio general de este terminal es prácticamente insuperable, y lo que más nos llama de la firma, es la longevidad de sus productos, ya que tienen una vida útil superior a la de muchos otros terminales de gama alta.

OnePlus progesa adecuadamente, algunos criticarán una subida de precios totalmente lógica, ya que no se pueden mantener los menos de 300 euros del OnePlus One original, en un terminal que se acerca tan peligrosamente a móviles cuyo precio roza o supera las 4 cifras. El OP6 cuesta cada euro, ni más, ni menos, y esto es un valor a tener en cuenta.

OnePlus ha subido de precio, al igual que el resto de firmas. Actualmente, nadie ofrece más por menos dinero, y esa es su principal baza.

Como crítica y reflexión más personal, nos gustaría una mayor apuesta por la cámara y el audio. A falta de comparativas más profundas, pensamos que Xiaomi ha planteado mejor el concepto este año en su Mi Mix 2S, con una IA integrada que realmente ayuda, y teniendo en cuenta que la cámara sigue siendo algo importantísimo para muchos usuarios. En cuanto al audio, no se entiende tan baja calidad en un producto de 500 euros, por lo que esperamos mejoras en la revisión T.

Este año, Carl Pei apenas hizo alusión a la cámara en la presentación del OnePlus 6, diciéndonos de forma indirecta que no habían puesto todos sus esfuerzos en ella, algo que se ha notado. En cuanto a OxygenOS, sigue siendo un sistema que dista del pulido y optimización de la ROM de Google, siendo una ROM extremadamente rápida, que necesita algo más de efecto smooth.

Precio y dónde comprar

Si quieres comprar el OnePlus 6, debes saber que puedes hacerte con él a un gran precio. Si vas a comprarlo desde España, te recomendamos hacerlo en Vayava, una tienda española que te lo enviará en un plazo máximo de 48h, con SAT en nuestro país. Como siempre, también dispones de él en Amazon, a un precio algo superior.

Si resides fuera de la comunidad europea, las tiendas chinas son tu opción, con la versión Europea a 450 euros en GeekBuying

A favor

+ Precio
+ Rendimiento
+ Autonomía
+ Extras de OxygenOS

En contra

– Audio
– Algunos fallos de OxygenOS
– Cámara trasera con mala luz
– Cámara delantera

Conclusiones

En definitiva, el OnePlus 6 es una compra recomendable. Móvil rápido, bien acabado, con apartados multimedia correctos, y una calidad excelente a pesar de su bajo precio. No es perfecto ni pretende serlo por 500 euros, así que tenemos que tener claro que no podemos exigirle lo mismo que a un tope de gama de 1.000 euros.

Puntuación

9.0
OnePlus 6

Potencia, velocidad y experiencia limpia a bajo precio. Compra recomendable para la mayoría de usuarios que buscan un móvil potente.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

OnePlus es la nueva Apple, y eso no es bueno

Panem et circenses, o pan y circo. Una expresión utilizada desde la época romana, para calmar los ánimos del pueblo ofreciendo ciertos favores algo demagógicos, ocultando la oscura verdad y situación que puede haber detrás. Como editor, he pasado por cientos de teléfonos, he sido, en concreto, poseedor de varios OnePlus, y sé de sobra el funcionamiento de la firma, así como la estrategia de marketing y psicológica que hacen desde la firma china.

Hoy, te cuento por qué OnePlus está actuando como Apple, llevando al máximo la estrategia de pan y circo, para contentar a los usuarios, que realmente acaban convencidos de que la firma está, poco más, que regalándoles el cielo con cada nueva noticia que sale.

OnePlus, tomando ejemplo de Apple

Una de las principales estrategias de Apple, es retrasar las novedades que presentan al público, en hardware y software. Apple sabía de sobra que las notificaciones agrupadas eran necesarias, pero ha decidido traerlas en 2018, como una gran novedad de iOS 12. Cuando lo anunciaron, el público se levantó a aplaudir. ¡Aplaudir por algo que lleva en Android desde la primera versión!

Por otro lado, si bien defienden que iOS no necesita tanto hardware, incorporarán 4 GB de RAM este año, siguen aumentando la potencia de sus móviles cada vez más, y ofreciendo años después que el resto resistencia al agua, carga rápida, y todas estas tecnologías que ya existían. Hay un concepto básico a seguir, cuando privas al público de algo, las novedades se reciben con muchas más ganas.

OnePlus toma ejemplo de esto, sabiendo cómo ganarse al público. Te ponemos un ejemplo: el OnePlus 3T nació con Android 6.0. Los medios lo criticaron duramente, ya que la firma estaba en posición de lanzar Android Nougat perfectamente, pero no lo hicieron, ya que de lo contrario, deberían actualizar el móvil a Android Oreo y a a Android P. Si lo lanzas con una actualización menos, te ahorras la última, pero sigues actualizando dos veces, jugada maestra.

Volvieron a repetir esta jugada con el OnePlus 5T, siendo esta aún más flagrante. Cuando se lanzó el OnePlus 5T, el OnePlus 3 tenía Android Oreo, ¡pero el 5T salió con Nougat! Esto, lo excluyó de Project Treble, y OnePlus afirmó que no podían implementarlo, por riesgo a brickear los dispositivos.

Ayer mismo, te contábamos que los OnePlus 5 y 5T ya son compatibles con Treble, y claro, lo fanáticos de la firma lo celebraron como una final de la Champions. El OnePlus 5T debió salir con Oreo, ergo con soporte a Project Treble de forma nativa, la firma se negó a hacer esto, y meses después, lo incluyeron en una OTA -¿no decían que había riesgo de brick?-

Sin embargo, la jugada es ganadora. Convences a tus usuarios de que el móvil no tendrá la característica que debía tener desde su lanzamiento, y meses después se la proporcionas, ¡bravo! El que ha comprado el OnePlus puede argumentar que tiene 3 años de soporte, pero no cuenta con que recibe una actualización menos de la que debería.

La única forma de solucionar el problema de la saga T, es que el OnePlus 6T -que lo habrá, guarda este artículo-, salga al mercado con Android P. Si vuelve a salir con Android Oreo, incluso teniendo la beta de Android P en los dispositivos anteriores, el ciclo volverá a repetirse, aunque este año no creemos que esto suceda, ya que parece que la firma por fin se está comprometiendo a actualizar.

Puede resultar irónico que critiquemos el soporte de OnePlus, y a su vez lo comparemos con Apple, que son los reyes del soporte, pero queremos que entiendas el concepto. Tanto Apple como OnePlus privan a los compradores de funciones que podrían incluir, pero que no incluyen, en el caso de Apple para venderlas como “novedades” al siguiente año, y en el caso de OnePlus para ahorrarse un poco de trabajo.

Sí, sabemos que en el caso de los OnePlus no T el soporte es excelente, tanto los OnePlus 3 como 5 recibirán las dos versiones de Android correspondientes, así como parches de seguridad durante un año extra. Sin embargo, las joyas de la corona, los T, realmente solo reciben una actualización, ya que nacen con una versión anterior a la más reciente.

El propósito de todo esto, es dejar claro que OnePlus es una de las firmas que mejor actualiza -cosa que no es difícil, teniendo en cuenta el mal trabajo que hacen las demás-, pero que no todo es tan bonito como algunos piensan, y que ni mucho menos el soporte de OnePlus se acerca al que Google ofrece en sus terminales. No obstante, no debemos olvidar que la relación calidad-precio de la firma es insuperable, sus móviles rinden mejor que otros topes de gama que cuestan el doble, y en general, son una excelente compra. Recuerda que criticar un aspecto de una firma, no es ir en contra de ella, sino animar a la mejora y progreso de la misma, en beneficio de todos los usuarios presentes y futuros.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

El OnePlus 3T recibirá novedades relacionadas con Android P

El OnePlus 3T es uno de los terminales más equilibrados en la historia de la firma china. Es cierto que la firma ha incluido en Project Treble al OP5 y 5T -algo que debió hacer en el lanzamiento del 5T, que debía salir con Oreo-, y que está mejorando muchísimo el soporte, algo que nos alegra, ya que era uno de sus puntos débiles.

Como bien sabrás, la firma suele lanzar sus terminales T con una versión anterior a la que corresponde -el OP3T debió salir con Nougat, y el OnePlus 5T con Oreo-, por lo que realmente, reciben un año y medio de updates. Esto va a cambiar, ya que la firma promete hasta tres años de soporte en sus móviles, la mejor noticia posible. Hoy, tenemos noticias de que el OnePlus 3T recibirá actualizaciones “relacionadas con Android P”. Como siempre, la firma no termina de dejar claro lo que va a hacer pero, sea como fuere, esto es una gran noticia.

Parte de Android P en el OnePlus 3T


Como vemos en el propio Twitter de OnePlus, comentan que el 3T recibirá actualizaciones relacionadas con Android P, que no Android P, como era de esperar. Esto, puede significar que, seguramente, algunas de las implementaciones de Android P que hagan en OyxgenOS para los OnePlus 5, 5T y 6, lleguen de alguna u otra forma al 3T.

Esta, es una grandísima noticia, que habla a favor del soporte de OnePlus que, como decíamos, sigue mejorando constantemente. Sin embargo, no olvidemos que el OnePus 3T debió salir con Android Nougat, por lo que le corresponderían las actualizaciones a Android Oreo, y a Android P, la cual se han ahorrado. Sea como fuere, OnePlus tiene un nuevo voto de confianza para enmendar sus errores, por lo que esperamos que este año los terminales de la firma actualicen a tiempo a la versión que les corresponde.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

No, adaptarte a los gestos en el móvil no cuesta tanto como crees

Estamos en un momento muy dulce para Android, ya que, por fin, tanto el sistema operativo como los fabricantes han alcanzado una madurez que se hace notar, y eso es algo que no hace más que beneficiarnos a los usuarios.

Te recomendamos | Así funcionará la navegación por gestos en Android P

Esta madurez también se ha dejado ver en forma de diseño, un apartado cada vez más cuidado, y, con terminales en los que los marcos son ínfimos, algunas compañías están optando por sustituir los botones en pantalla por los gestos, y hoy te vamos a explicar por qué adaptarse a estos –sea en un Xiaomi, un iPhone o en un OnePlus– cuesta menos de lo que crees.

Los gestos cuestan menos de lo que piensas

Los usuarios de Android llevamos muchísimos años acostumbrados a movernos por toda la interfaz de nuestro smartphone con cuatro –qué tiempos aquellos– o tres botones, los básicos para poder movernos sin problema. Sin embargo, como pudimos deshacernos de ese maravilloso botón de búsqueda, también podemos habituarnos a no utilizar ninguno.

Y es que, pese a que en un principio te puedan parecer algo confusos, son más fáciles e intuitivos de lo que parece:

  • Inicio: deslizar desde el marco inferior hacia arriba
  • Multitarea: deslizar hacia arriba y mantener
  • Atrás: deslizar desde un lado (Xiaomi), o deslizar hacia arriba desde el lado derecho del marco inferior (OnePlus)

El hábito hace al monje

Todo cambio que tenemos que afrontar en nuestro día a día requiere de una curva de aprendizaje, y como es lógico, a algunas personas les cuesta más superarlas que a otras.

Sin embargo, perteneciendo al segundo grupo, te puedo decir que tras un día entero con un Xiaomi Mi MIX 2S manejado únicamente mediante gestos, la adaptación ha sido muy sencilla.

Ademas, el hecho de que los gestos en Android estén integrados de una manera que visualmente es bastante bonita –con transiciones cuidadas, tengas un Redmi Note 5 o un OnePlus 6– hace que podamos adaptarnos a estos de una manera mucho más amigable.

Aunque claro está que, si no te adaptas, siempre puedes volver a recurrir a los botones en pantalla, o en el caso de los Xiaomi, al botón flotante, desde el que podremos pulsar estos tres botones sin problema.

Mas pantalla, el argumento definitivo para abandonar los botones

Pero, si el hecho de que sean intuitivos y no vayas a tardar mucho en acostumbrarte a ellos no es argumento suficiente para ti, estamos seguros que ganar pantalla para ver contenido en tui terminal puede hacer que te lo pienses dos veces.

Al fin y al cabo, la razón de ser que tienen los gestos es precisamente hacer que los usuarios podamos disfrutar el 100% de nuestra pantalla, tal y como si tuviéramos los botones en el marco de la pantalla, pero ganando en diseño y en reducción de marcos.

Incluso a nivel estético, deshacernos de los botones en pantalla –o en el chasis– le da un aire totalmente nuevo al terminal. E, irónicamente, estos gestos y su implementación quedan mejor en un móvil Android que en el iPhone X.

Y es que, nosotros ganamos la pantalla completa, mientras que los usuarios de Apple siguen contando con una barra inferior que nos “roba” una pequeña parte de la pantalla. Sí, quizá no sea un porcentaje relevante a nivel de uso, pero es indiscutible que lo es cuando hablamos de estética.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Los OnePlus 5 y 5T ya son compatibles con Project Treble

Los OnePlus 5 y 5T recibieron sus correspondientes dosis de Android 8 Oreo a principios de año. Sin embargo, junto a las buenas noticias, también llegaron otras no tan buenas, y es que pese a que los poseedores de los terminales podrían disfrutar de las últimas novedades del sistema operativo, ninguno de los dos sería compatible con Project Treble, la estructura introducida junto a la versión 8 de Android, que supone uno de los cambios estructurales más importantes de la historia del sistema operativo.

Pero unos meses más tarde, OnePlus parece haber rectificado, y desde hoy mismo, gracias a la última versión Open Beta de OxygenOS para los OnePlus 5 y 5T, ambos modelos cuentan con soporte para Project Treble, la arquitectura interna que facilitará el trabajo a OnePlus a la hora de desarrollar y liberar actualizaciones, a la vez que simplifica las tareas de los desarrolladores de ROMs.

La última beta de OxygenOS trae soporte para Project Treble a los OnePlus 5 y 5T

A finales de la pasada semana, OnePlus daba la sorpresa a sus usuarios, indicando que su estrategia de soporte a nivel de software estaba a punto de subir de nivel, y a partir de ahora ofrecerían tres años de actualizaciones del sistema a sus teléfonos, comenzando por los OnePlus 3 y 3T lanzados en 2016. Pero las buenas noticias no han venido solas, y ahora los que pueden estar contentos son aquellos poseedores de los OnePlus 5 y 5T.

La versión Open Beta 13 para el OnePlus 5, y 11 para el OnePlus 5T, acaba de ser anunciada por la compañía a través de su foro oficial. Si bien la lista de novedades está cargada de novedades, entre ellas “una interfaz de usuario totalmente nueva”, el añadido más llamativo es, sin duda, el soporte para Project Treble.

Gracias a la inclusión de este sistema, OnePlus tendrá la capacidad de actualizar más rápido los dos dispositivos, dado que el proceso de desarrollo de cada nueva versión se simplifica gracias a la “modularización” del sistema operativo. Pero eso no es todo, ya que el soporte para Treble también implica que los terminales deberán poder ejecutar sin ningún problema una imagen de AOSP totalmente limpia, lo cual ayudará a los desarrolladores a crear cada vez mejores ROMs.

La última beta de OxygenOS ya está comenzando a llegar a los OnePlus 5 y 5T a través de OTA para todos aquellos que ya forman parte del programa beta. El resto, pueden acceder al programa instalando la última versión disponible de manera manual

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!