11 cosas en las que nadie se fija al comprar un smartphone

Por desgracia, de forma habitual, cada vez que vamos a comprar un teléfono móvil, el amplio grueso de los usuarios tan solo se fija en las especificaciones técnicas. ¡Es que este móvil es más potente! ¡Es que este otro tiene más megapíxeles! Nosotros somos fieles defensores de la experiencia de usuario, algo que tiene poco que ver con las características técnicas. Un móvil con 40 megapíxeles no tiene por qué hacer mejores fotos que uno de 12, al igual que un móvil con 10 núcleos y 6 GB de RAM no tiene por qué funcionar mejor que un Quad Core con 4 GB de RAM.

Hoy, toca hablar de cosas en las que nadie se fija a la hora de comprar un smartphone. Factores que no tenemos en cuenta pero que pueden influir en esa experiencia de usuario, y más aún si piensas en que tu teléfono dure bastante años. Aclarar antes de nada, que estos aspectos no son decisivos a la hora de comprar un teléfono, por lo que no debes darle más importancia que la mera curiosidad de conocer ciertas cosas de los teléfonos en las que nadie se fija. Sin embargo, pueden ser importantes para la experiencia final que nos de, ya que todo suma. Dicho lo cual, vamos allá.

Los grandes olvidados a la hora de comprar un teléfono móvil

La posición del jack de auriculares

Si bien estamos ante la desaparición del jack en la gama alta, deberías plantearte la posición del mismo, en caso de que tu móvil lo tenga. Debatiendo entre el equipo de redacción, casi todos estamos de acuerdo en que la mejor posición para el jack de auriculares es la parte inferior del dispositivo. Cuanto estás escribiendo no molesta, mientras que arriba se puede cruzar el cable e incordiar. Cuando estás corriendo y tienes el teléfono en la mano, es bastante incómodo que esté arriba, al igual que a la hora de meter el teléfono en el bolsillo, nos obliga a hacerlo de forma que haya que girarlo posteriormente al sacarlo.

Puede que haya usuarios que lo prefieran arriba, cuestión de gustos. El caso es que aunque casi nadie se fija en la posición del jack de auriculares, esta puede ser importante si los utilizas mucho.

Tipo de protección que tiene en la pantalla

Cuando miramos el panel de nuestro futuro dispositivo, nos fijamos en que tenga una alta resolución, muchos nits de brillo, si es AMOLED o IPS pero… ¿alguien se fija en la protección? El estándar actual es Gorilla Glass en sus distintas versiones, y puede que no lo sepas, pero hay muchísimos móviles de gama media que no tienen apenas protección en la pantalla, por lo que serán más propensos a sufrir microarañazos y roturas.

Otro grandísimo olvidado, ligado directamente con esto, es el recubrimiento oleofóbico del terminal. ¿Alguna vez has utilizado un teléfono cuya pantalla se llenaba de huellas con gran facilidad? Un buen teléfono debe tener un recubrimiento oleofóbico de calidad, que hará que tu panel no se ensucie tanto a lo largo del día.

Accesorios que incluye

Puede resultar irrelevante para muchos, pero que un móvil venga con la típica funda de TPU nos puede ahorrar el viaje a la tienda local y los euros que cueste la funda. Sí, se ponen amarillas con el tiempo y no son de calidad, pero muchos usuarios no quieren gastarse 10 euros en una Spigen o similares, y con este tipo de fundas van más que protegidos. Curiosamente, los terminales de gama media suelen venir con fundas, protectores de pantalla, auriculares y demás accesorios, mientras muchos terminales de gama alta no traen prácticamente nada.

Sin ir más lejos, un Google Pixel 2 XL de 959 euros no incluye ni funda, ni auriculares ni ningún extra más allá del teléfono con su cargador y su dongle. ¿Es esto decisivo? No. ¿Se agradecería algún tipo de protección o extra al sacarlo de la caja? Sí.

Cómo funciona el servicio técnico de la marca

Que un móvil tenga garantía en tu país no significa que el servicio técnico vaya a comportarse de la misma forma. En el caso de firmas como Google, Samsung y Apple -entre otras-, la garantía se tramita vía IMEI, y no andarán pidiéndote datos extra de la factura. Otras compañías te pondrán más pegas, mirarán si eres el comprador original y datos al detalle para tramitarla. Comprar en Amazon también es garantía de que tu teléfono estará bien cubierto, amén de que, al igual que sucede con Google y Apple, la posibilidad de que te reemplacen el teléfono por otro en lugar de arreglarlo es bastante elevada.

Puede que compres un terminal de marca conocida y con SAT en España pero infórmate antes de los tiempos que suelen estimarse para las reparaciones, si ponen pegas, si te devuelven el móvil peor de lo que estaba -sí, nos ha pasado con alguna que otra marca-.

Cómo es la construcción interna

Hay terminales que son espectaculares por fuera, pero bastante mejorables por dentro. Claro ejemplo de ello es el Oppo Find X. Cuando sale un terminal al mercado, siempre encontrarás test de resistencia y desmontajes. La tornillería, el aislamiento, la refrigeración, la posición de ciertos elementos como la cámara… Todo importa y todo suma, y es que te sorprendería ver la mala construcción que tienen muchos de los dispositivos más populares.

Esto puede ocasionar un desgaste prematuro de algunos componentes, así como una tasa de errores mayor a la de otros dispositivos con una construcción de calidad.

La calidad de las antenas

Te has comprado un móvil nuevo y tienes mala cobertura. Quizás la firma no se ha centrado demasiado en añadir unas antenas de calidad. Por suerte, puedo probar decenas de teléfonos a lo largo de los meses, y me sigue sorprendiendo como, en el mismo sitio, un terminal puede tener casi toda la cobertura, mientras que otro a duras penas logra obtener señal.

Algo similar sucede con el WiFi, y es que no todos los terminales tienen la misma recepción. Algunos tienen componentes y configuraciones preparadas para recibir WiFi de doble banda (2GHz y 5GHz), mientras que otros solo funcionan en una banda. Nada más importante que estar bien conectado, así que infórmate sobre cómo lo hace tu teléfono.

Los factores que determinan su envejecimiento

El error más grave que me encuentro a diario respecto a cómo creen algunos usuarios que va a envejecer un móvil, es fijarse tan solo en la potencia bruta. El sinsentido de “este móvil es más potente que el otro”, ergo va a funcionar mejor ha calado muy hondo en nuestro país, un grandísimo error que solo conlleva a decepciones posteriores.

Lo que más va a determinar cómo envejece un teléfono es su software. No solo nos referimos a que tenga una ROM limpia sino a las mejoras vía OTA que proporcione el fabricante. OnePlus es claro ejemplo de esto, con terminales que son extremadamente potentes, pero que aún así reciben OTAs de forma mensual. Otras firmas bastante grandes que todos conocemos, actualizan tarde y mal, haciendo que esos terminales extremadamente potentes acaben lagueando o directamente, desactualizados.

El postprocesado que hace su cámara

El día que el público se mentalice de que a más megapíxeles no va a salir una mejor foto, el mundo será un lugar mejor. En fotografía y vídeo profesional, obtenemos archivos en bruto que posteriormente revelamos -editamos- en postproducción. Es decir, importa el archivo con el que trabajemos, pero más importa cómo procesemos la imagen. Con los móviles pasa lo mismo, con la salvedad de que este postprocesado lo hace el teléfono.

De nada sirve tener 50 cámaras y 50 megapíxeles, si el procesado no es de calidad. Algunos de los gama alta actuales sufren de efecto acuarela al intentar reducir el ruido, así como de una gran falta de rango dinámico al intentar que la fotografía “se vea mejor” subiendo la luminosidad y sobreexponiendo la fotografía por completo.

Google es el claro ejemplo de que con una sola cámara y 12 megapíxeles se pueden tener los mejores resultados del mercado, no es necesaria más floritura.

Que la memoria sea UFS

Si bien cuando vamos a comprar un ordenador portátil, casi todos buscamos ya como imprescindible que tenga un disco duro SSD en lugar de un HDD, en los teléfonos es algo que no se tiene en cuenta. Por ejemplo, un Xiaomi Mi A1 y un Pixel 2 XL tienen 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna, pero en lo que nadie se fija es en que la memoria del Mi A1 es eMMC -imagina que es un HDD- con memoria RAM DDR3, mientras que el Pixel monta una memoria UFS -imagina que es SDD- con una RAM DDR4.

La diferencia en rendimiento es brutal, en tiempos de carga, multitarea, uso exigente… Aunque creamos que la gama media tiene configuraciones de memoria de gama alta, no hay nada más lejos de la realidad, ya que además de importar las capacidades, importan las tecnologías empleadas.

La comunidad que tiene detrás

Si bien las Custom ROMs están de capa caída, nunca viene de más saber si tu teléfono es popular, si hay grandes foros en los que puedas consultar cualquier duda al instante, si podrás modificar su sistema cuando se quede obsoleto… Muchos nos preguntan por móviles exclusivos y peculiares que no solemos recomendar, ya que ante el más mínimo problema, no tendrás prácticamente nadie a quién consultar.

Los móviles más populares, pueden tener problemas frecuentes, cuyas soluciones encontrarás a lo largo y ancho de internet sin el menor problema.

El precio de reventa

Si en alguna ocasión he caído en las garras de Apple, ha sido por su espectacular precio de reventa -tranquilo, sigo con mi Pixel-. Algunas marcas se devalúan más que otras, siendo principalmente Samsung y Huawei las que más rápido bajan de precio. A día de hoy puedes hacerte con un S9 por 600 euros, mientras que con ese precio apenas puedes comprar un iPhone 7 Plus de hace dos generaciones.

Si tienes pensado vender tu teléfono para recuperar la inversión al comprar uno nuevo, piensa en el valor de reventa, ya que puede ser bastante importante a la hora de ayudarte a renovar el teléfono. Como verás, hay muchos factores importantes a la hora de comprar un teléfono en los que no nos fijamos, una práctica que deberíamos empezar a llevar a cabo para optimizar al máximo nuestras compras.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!