Entradas

Fitbit quiere integrar lectores de glucosa, ¿confiarás en tu smartphone como en tu doctor?

App Fitbit

Quizás las pulseras cuantificadoras sean la mejor implementación que la industria ha encontrado a esto de los wearables, y es que otros dispositivos vestibles como las gafas inteligentes o los smartwatches no han encontrado realmente su sitio fuera de esta cuantificación física y de salud.

Es curioso como poco a poco cuantificar nuestra actividad diaria se ha hecho parte imprescindible de la vida de los que lo han probado, pues acostumbrarse a esto de tener datos sobre toda tu actividad es muy fácil, y yo por ejemplo no podría vivir ya sin saber los pasos que he caminado o el tiempo que he dormido de forma efectiva la noche anterior.

En pro de esta cuantificación, Samsung ha presentado la nueva funcionalidad estrella de Bixby, el reconocimiento de comidas y la cuantificación de calorías ingeridas, que sumará sin duda un aliciente importantísimo para la penetración de S Health, la suite de Samsung que sigue mejorando a pasos agigantados.

Imagen de las pulseras Fitbit Flex

Más avances de la mano de Fitbit: medir tu glucosa en sangre

Ya es sencillo encontrar dispositivos capaces de medir nuestro ritmo cardíaco, nuestro nivel de estrés estimado, el nivel de oxígeno en sangre y más parámetros relacionados con nuestra salud, pero lo cierto es que nadie se había atrevido con lecturas invasivas como la de la glucosa en sangre.

Sabemos que algunos fabricantes como Apple buscan una forma de medir este parámetro tan importante para la salud de forma pasiva, sin necesidad de pequeños pinchazos y sin tocar nuestra sangre de forma directa, aunque parece que Fitbit quiere implementarlo ya aunque ello implique diminutas agujas en el proceso, tal y como nos cuentan los chicos de Engadget.

Fitbit-investment-in-Sano-MSN

Para ello, han invertido unos 6 millones de dólares en Sano, una empresa que trabaja en un monitor de azúcar en sangre reducido a la mínima expresión, y que la compañía norteamericana querría integrar cuanto antes en sus cuantificadores. Tampoco penséis que será ya de ya, y es que Sano ya ha avanzado que tardará más o menos un año en tener listo su dispositivo de medición, así que los primeros Fitbit con lector de glucosa integrado llegarían en 2019, como pronto.

Sea como fuere, es otro paso más allá de una empresa que ha perdido terreno con respecto a los gigantes Google y Apple, incluso Samsung, y que quiere volver a diferenciarse como la firma de cuantificación física y de salud de referencia en el mercado.

¿Y tú, confiarás en tu smartphone y en tu pulsera como si de un doctor se tratase? Quizás no, pero a nadie le importará que sus dispositivos velen también por su salud, ¡así que bienvenidos sean los avances…!

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Y si los mejores smartphones de 2018 no llevasen el lector dactilar bajo la pantalla?

lector-dactilar-integrado

Llevamos años esperando a los lectores dactilares integrados en la pantalla, y después de verlos funcionando gracias a Vivo en el Consumer Electronic Show en Las Vegas, nadie duda ya de que estos sensores biométricos embebidos bajo el cristal frontal serán una de las novedades más importantes que veremos llegar a la gama alta Android a lo largo de este año 2018.

Su funcionamiento todavía parece fantasía, y han tardado tanto que muchos pensarán que su tecnología básica es lo más complejo del mundo, y sin embargo sus principios son bastante sencillos de entender.

lector-dactilar-integrado-1

Tal y como nos explican los chicos de Android Police, que han podido hablar en el CES con la gente de Synaptics, las pantallas de nuestros smartphones son permeables a la luz, y cuanto más delgado sea este panel probablemente sea más permeable a la luz, así que las pantallas OLED tenían todas las de ganar para implementar antes que nadie estos sensores dactilares integrados, pues son las más finas que se fabrican, al menos hasta la fecha. Además, un panel OLED deja espacio entre los diminutos LEDs que conforman cada píxel para que la luz pase mejor, así que todo encajaba para mezclar OLED y lectores de huellas dactilares integrados.

Al proyectar una luz suficientemente brillante a través de una pantalla permeable a la luz, un sensor tras ella puede observar el reflejo de la huella digital posada contra la superficie del cristal, y usarlo para crear una imagen de dicha huella que sea legible por un procesador o una computadora, en este caso nuestro smartphone.

Explicarlo es así de fácil, entenderlo se complica un poco, y descubrir la tecnología que lo hace posible ha sido todavía más difícil hasta que Synaptics ha dado con la tecla. El mercado lo demandaba como agua de mayo, así que era una simple cuestión de tiempo.

Impresiona pero… ¿es lo máximo a lo que podemos aspirar en 2018?

Todos los que han podido probar el lector de huellas dactilares instalado en el smartphone de Vivo han salido impresionados. Su funcionamiento es rapidísimo, lee tus huellas de manera muy fiable y además es capaz de hacerlo sin importar la posición del pulgar, tal y como lo hace cualquier lector dactilar implementado hasta la fecha en esos feos hoyos en la carcasa de los actuales dispositivos.

El único requisito es que la pantalla esté encendida, y dado que las pantallas OLED con modos de ‘always-on’ o ‘ambient display’ son ya una realidad, no parece que eso vaya a ser un inconveniente mayúsculo para la llegada de estos lectores integrados.

Molan, los queremos, ¡dejad que vengan a nosotros! Queremos un frontal limpio pero también queremos el lector de huellas dactilares colocado como dios manda, en su sitio más cómodo, en la parte inferior del panel frontal.

Eso sí, ¿es lo máximo a lo que podemos aspirar este año en la gama alta Android? Pues quizás no… porque quizás los lectores dactilares integrados bajo la pantalla lleguen tarde a su cita con la innovación en cuanto a autenticación biométrica.

faceid

Una iteración de un smartphone puntero quizás necesite algo más

Ayer mismo lo hablábamos después del cambio de estrategia de LG, que acertado o no va a dejar de actualizar sus smartphones de forma anual como lo vienen haciendo los principales fabricantes casi por sistema, para lanzar un nuevo smartphone tope de gama cuando sea necesario y sólo cuando haya novedades que lo justifiquen.

Es cierto que implementar por fin el lector dactilar bajo el cristal frontal limpiando el diseño de los terminales es algo que todos esperábamos, pero tras la llegada de Face ID y otros sistemas de autenticación biométrica quizás esta tecnología esté llegando tarde y no justifique un nuevo gama alta. ¿Os compraríais un Galaxy S9 si fuese idéntico al S8 pero con lector dactilar bajo la pantalla? Pues seguramente la mayoría no, porque es mucho dinero…

Lo que debes de conocer del nuevo Mediatek Helio P20 y el sensor biométrico

Seguro que te interesa | ¿Quién quiere un smartphone nuevo cada año? Si LG tuviese la razón…

La autenticación de la cara es una tecnología igual de cómoda, y aunque ha de mejorar su fiabilidad seguro que la tecnología avanza en ese sentido. Además, a ningún usuario le supondrá una experiencia negativa mirar su smartphone para desbloquearlo, así que ese terreno ya lo tiene ganado Face ID.

Seguro que este año 2018 la mayoría de fabricantes intentarán convencernos de que los lectores dactilares integrados bajo la pantalla son una razón de peso para actualizar nuestro dispositivo, pero antes o después también es seguro que se encontrarán en el dilema de seguir a Apple e integrar Face ID, cargándose o no los lectores de huellas dactilares, ya sean integrados o por fuera de la carcasa. Ídem con el audio-jack.

El debate está servido, así que esperamos vuestras opiniones… En mi caso, soy de esa corriente que piensa que es mejor que sobre, a que falte, así que mejor seguir con el lector dactilar aunque llegue también un Face ID a Android.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Faltan 5 años para que puedas desbloquear el móvil con tu sudor

Lector de huellas del LG G6

Mientras los fabricantes de smartphones se pelean por encontrar el sistema biométrico más preciso y eficaz y ubicarlo en posiciones poco intrusivas para los usuarios, investigadores y científicos ya buscan nuevas formas a través de la cuales bloquear nuestros teléfonos de forma totalmente segura.

Tanto es así, que dentro de relativamente poco tiempo, podríamos olvidarnos de las huellas dactilares, los iris, e incluso el reconocimiento de rostro, para pasar a utilizar un sistema mucho más avanzado, a la vez que desagradable: el sudor.

Desbloquear el móvil con tu sudor será posible, y es más seguro de lo que imaginas

Mientras llega el desbloqueo por sudor, esto te puede interesar: ¿Cuál es la forma más segura de bloquear tu Android?

Un grupo de investigadores de la Universidad Albany de Nueva York, ha llevado a cabo un estudio mediante el cual se ha llegado a la conclusión de que, ya que el sudor humano tiene un perfil único para cada persona, tarde o temprano los dispositivos inteligentes, con los sensores necesarios, podrían identificar esta secreción de nuestro cuerpo. Así, los teléfonos que incluyan este tipo de lectores de sudor, podrían implementar métodos de desbloqueo basados en este líquido.

Al parecer, este sistema sería prácticamente imposible de hackear, ya que los posibles atacantes lo tendrían extremadamente difícil a la hora de intentar imitar las moléculas únicas del sudor de cada usuario. Uno de los coautores del estudio asegura que la tecnología necesaria para el desbloqueo por sudor podría estar lista de aquí a cinco años.

La secuencia del mecanismo de desbloqueo se basará en sistemas biológicos complejos que no pueden ser comprobados por nadie más que el propietario del dispositivo – Jan Halamek, Investigador de la Albany University

Una de las ventajas que los investigadores alegan a favor de este sistema es, que además de un nivel de seguridad superior, se trata de una tecnología más accesible que el lector de huellas o el escáner facial para aquellas personas con problemas de movilidad.

Aunque pueda parecer una medida algo extraña –que lo es–, sobre todo si hablamos de smartphones, lo cierto es que no sería descabellado pensar en ciertos tipos de wearables destinados al ámbito deportivo que pudieran beneficiarse de un sistema basado en esta tecnología, de modo que solamente pudieran ser utilizados al detectar el sudor de su dueño.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.